Nacional

A pesar de resistencias, no debemos regatear avances que hemos tenido: Peña 

Durante una gira en Coahuila en la que inauguró las tres nuevas universidades Politécnicas, el mandatario afirmó que el gobierno no está dispuesto a claudicar en materia educativa y con otras reformas estructurales.
Enviada Mariana León
10 octubre 2016 14:0 Última actualización 10 octubre 2016 14:50
Enrique Peña Nieto

Durante la inauguración, el presidente Peña Nieto respondió algunas preguntas de los jóvenes. (Especial)

RAMOS ARIZPE.- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que no se pueden regatear los avances que se han tenido como nación, a pesar de enfrentar resistencias.

Durante la inauguración de tres nuevas universidades Politécnicas en el Coahuila dijo que:

"No se pueden regatear los esfuerzos que se han emprendido aquí en esta entidad y a nivel nacional, estamos cambiando la realidad nacional y por supuesto que enfrentamos resistencias. Quien ya estaba adaptado a ciertos parámetros, a ciertos modelos a lo mejor beneficiándose de los mismos, pues no puede simplemente aceptar los nuevos modelos modelos y paradigmas que van a impulsar el cambio y el desarrollo en el país y por eso enfrentamos resistencias".

 El presidente afirmó que el gobierno no está dispuesto a claudicar en materia educativa y con otras reformas estructurales.

Declaró que "el gobierno está decidido a no claudicar a mantenerse firme en todo lo que estamos impulsando en materia educativa, en materia de salud, en materia de infraestructura".

Por su parte, Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, quien también estuvo presente en la ceremonia oficial, afirmó que para muchos jóvenes de la regional estas escuelas representan la oportunidad para poder superarse.

Comentó que el 80 por ciento de los estudiantes de estas nuevas universidades son los primeros en su familia en poder tener una educación superior.

El presidente Enrique Peña Nieto aceptó preguntas de los jóvenes en inglés, quienes se preparan en un modelo bilingüe en estos planteles.

Uno de los alumnos, Orlando, le cuestionó al primer mandatario cuáles eran los beneficios para las escuelas de Coahuila y el presidente le dijo -en ese mismo idioma- que respondería en español "porque lo hablaba mejor que el inglés".