Nacional

A pesar de la inseguridad, hay gobernabilidad en Guerrero: Astudillo 

El mandatario estatal dijo que la principal obra que caracteriza a su gobierno, es la gobernabilidad que permite realizar diferentes eventos o que el Congreso Local pueda trabajar de manera normal al igual que el Tribunal Superior de Justicia.
Enrique Villagómez/Corresponsal
03 febrero 2016 15:45 Última actualización 03 febrero 2016 15:46
Héctor Astudillo

El gobernador de Guerrero reconoció que la violencia aún golpea a la entidad. . (Especial)

ACAPULCO.- Al cumplirse los primeros cien días de su gobierno, Héctor Astudillo Flores reconoció que continua el problema de la inseguridad, pero aseguró que hay gobernabilidad en Guerrero.

En entrevista el mandatario insistió que la principal obra que caracteriza a su gobierno, es la gobernabilidad que permite realizar diferentes eventos o que el Congreso Local pueda trabajar de manera normal al igual que el Tribunal Superior de Justicia con todos sus órganos y sin olvidar los 81 municipios.

“Mañana durante un evento sencillo que haremos en Chilpancingo, analizaremos lo que hemos hecho en cien días de trabajo que ha sido gobernabilidad. Estamos haciendo que el gobierno exista en todas sus partes”, puntualizó.

Sin embargo reconoció que la violencia continua siendo reto que tendrá que enfrentar y vencer en su naciente administración estatal.

Se comprometió a trabajar para que bajen los índices de violencia e inseguridad que afectan a las diversas regiones del estado, con la intensión de que la gente pueda vivir en paz y tranquilidad, pro sobre todo para lograr que Guerrero pueda avanzar y estar en condiciones normales.

“Nos hace falta hacer muchas cosas. Hay que trabajar todos los días. Mucho trabajo y muchas obras. Lo que tiene que hacer mi gobierno en coordinación con el federal, es buscar alternativas para convencer a todas esas familias que lamentablemente se dedican a la siembra y producción de enervantes”.

Astudillo Flores se comprometió a “no bajar la guardia” en la lucha contra todos los grupos delincuenciales que diariamente se pelean todos los días para controlar la venta y salida de las drogas de Guerrero.

“El gobernador de Guerrero está decidido a no dar ningún paso atrás para enfrentar la problemática que tiene esta tierra, pero siempre dándoles su lugar a cada quien y respetando todas las ideologías”, concluyó.