Nacional

A partir de mayo, a peso el litro de leche: Liconsa

En los próximos días el secretario de la Sedesol anunciará la revisión del padrón de proveedores, con el objetivo de evitar el intermediarismo, y sostuvo que el precio de la leche no subirá este año.
Víctor Chávez
15 marzo 2016 22:49 Última actualización 15 marzo 2016 22:49
Leche, Liconsa

Leche, Liconsa. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El director de Liconsa, Héctor Pabloxh Ramírez Puga Leyva, informó que en el Consejo de Administración de la empresa revisará los 150 municipios más pobres del país, según el Conapo, para que en mayo se comience a vender a un peso el litro de leche a los habitantes de estas zonas.

Destacó que “nunca en la historia se había diferenciado el precio, lo cual no generará recursos para la empresa y el gobierno y sí permitirá hacer un estudio técnico para demostrar que el precio de la leche influye en el consumo y combate la carencia alimentaria y pobreza extrema”.

En reunión de trabajo con la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados, afirmó que “un niño que toma leche Liconsa logra crecer hasta dos centímetros más y desarrolla una masa de 700 gramos. Este lácteo tiene una calidad comparada con los envases más caros y contribuye a que los infantes salgan de un cuadro de anemia, si la toman periódicamente.

Por otra parte, dijo que en los próximos días el secretario de la Sedesol anunciará la revisión del padrón de proveedores, con el objetivo de evitar el intermediarismo, y sostuvo que el precio de la leche no subirá este año.

El funcionario indicó que con este padrón no sólo se quiere fortalecer la transparencia acerca de quién provee y cuánto se le compra del lácteo, sino facilitar a los gobiernos estatales y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) identificar a los pequeños productores y darles preferencia, pues son quienes realmente lo necesitan.

Añadió que con la regulación de los intermediarios se logrará garantizar que haya un contrato entre estos y el pequeño productor, ya que esto permitirá un precio fijo.

Detalló que del millón 300 mil litros que Liconsa comercializa al año, 870 mil litros son comprados a los productores mexicanos, a pesar de una reducción de 550 millones de pesos en el presupuesto para la adquisición de leche nacional.

“Hoy tenemos una sobreproducción de leche en el mundo, lo que ha generado la caída del precio al piso, pues en el 2013 costaba cinco mil 300 dólares la tonelada y hoy está en mil 600 dólares”, explicó.

El presidente de la comisión, diputado Javier Guerrero García (PRI) destacó la importancia de establecer centros de acopio, ya que ante la sobreproducción se daría a los productores una alternativa y no se les dejaría a disposición de la compra de empresas privadas; sin embargo, estimó que esta medida debe acompañarse de una estrategia de involucramiento de los productores locales y revisar los costos de transporte, y el impulso y el fomento a la actividad.

Precisó que la decisión de los centros de acopio es buena, independientemente de que se puedan revisar los criterios y la planeación de dónde se ubicarán. No obstante, destacó que también habría que analizar qué pasaría en caso de tener un problema de producción.

Estimó que es un tema de políticas públicas y que no solamente tiene que ver con Liconsa, sino también con la Sagarpa y con la política de subsidios.

El legislador comentó que también existe el reto de cómo hacer llegar la leche a comunidades dispersas, ya que el mayor problema en materia de combate a la pobreza y a la pobreza extrema “no son los centros urbanos a donde se llega con facilidad, sino las comunidades dispersas, porque ahí es donde se tienen índices de mortalidad infantil por desnutrición”.