Nacional

420 minutos varado en la México-Puebla: así fue mi experiencia

Tras ocho horas de bloqueo, manifestantes que exigían la instalación de un puente peatonal fueron retirados de la autopista México-Puebla; así fue el 'vía crucis' de los conductores que quedaron atrapados en medio de la protesta.
Daniel Blanco
19 enero 2016 14:34 Última actualización 19 enero 2016 18:12
Manifestantes bloquean la autopista México-Puebla. (Daniel Blanco)

Manifestantes bloquean la autopista México-Puebla. (Daniel Blanco)

Me preparaba para salir temprano de Puebla rumbo a la Ciudad de México. Todo parecía normal: partí alrededor de las 6:15 de la mañana para llegar con tiempo a un evento que iniciaba a las 9, misión que se volvió imposible cerca del Distrito Federal.

Aproximadamente a tres minutos de la caseta de entrada a la Ciudad de México, una masa de coches con conductores desesperados se intentaba sincronizar para agilizar algo que era imposible, una fila de autos parados de unos tres a cinco kilómetros de largo.

Había vendedores aprovechando la situación, y eso, como buen ciudadano defeño, sabes que nunca es una buena señal si vas manejando un auto puesto que es sinónimo de que aún estarás varios minutos u horas aferrado al asiendo de tu auto.

1
 

Uno de los oportunistas que vendían bebidas me comentó que en una jornada como ésta, en la que el tráfico está parado la mayor parte del día, llega a vender hasta 40 cubetas llenas de botellas de refresco y agua, con entre 12 a 15 botellas cada una; además me comentó que en los días como hoy siempre dobla su inversión.

Manifestantes bloquean la autopista México-Puebla. (Daniel Blanco)


Una vez que bajé de mi coche y puse mis pies sobre la carretera supe que esta sería una parada larga y no tan divertida. De los otros autos salían rumores sobre lo que estaba ocurriendo: vecinos de Valle de Chalco habían cerrado la carretera porque buscaban que el gobierno les hiciera un puente ya que por las obras que hay en la salida del DF a la carretera a Puebla habían quedado casi sin alternativas viales.

Y además, para cruzar de un lado al otro de la carretera, tenían que hacerlo corriendo, casi como si estuvieran jugando ruleta rusa, por esto exigían el puente.

"Es lo que dicen, están pelando por un puente peatonal, yo la verdad no sé, pero igual nos perjudica a nosotros, nosotros qué culpa tenemos”, dijo Juan, un conductor que llevaba desde las 6:20 de la mañana parado en la "víbora kilométrica de autos", y que tenía como objetivo llegar a una consulta en el DF a la que ya no podrá asistir.

Después de siete horas de estar sentado, comiendo cacahuates, tomando agua y esperando a que los inconformes cedieran, las fuerzas federales finalmente obligaron a  los manifestantes a evacuar la autopista y así terminó la aventura de 420 minutos en la México-Puebla.