Mundo

Yihadistas toman control de principal aeropuerto de Libia

El avance fue dado a conocer la tarde de este viernes por voceros del Estado Islámico y confirmado por el liderazgo de la llamada Brigada 166, que está integrada por miembros de la milicia Fajr Libya y apoya al gobierno libio; las fuerzas progobierno se retiraron de las posiciones que aún mantenían.
Notimex
29 mayo 2015 12:36 Última actualización 29 mayo 2015 12:37
enfrentamientos en Libia, Reuters

enfrentamientos en Libia, Reuters

TRIPOLI. Militantes del grupo Estado Islámico (EI) tomaron el control del aeropuerto internacional de Sirte, el más grande de Libia, horas después de que las fuerzas progobierno se retiraron de las posiciones que aún mantenían en esa ciudad costera.

Los yihadistas controlan ahora el centro de Sirte, la ciudad natal del depuesto y muerto ex íder libio Muamar Gadafi, así como el puerto marítimo y el cercano complejo Gran Río Artificial de Libia, una red de tuberías que proveen agua al desierto del Sahara.

El avance fue dado a conocer la tarde de este viernes por voceros del grupo EI y confirmado por el liderazgo de la llamada Brigada 166, que está integrada por miembros de la milicia Fajr Libya y apoya al gobierno libio.

Los hombres de la Brigada salieron del aeropuerto de Gardabiya, en Sirte, que también alberga a una base militar, pero se desconoce si los yihadistas están en poder los aviones de combate que se encontraban allí, reportó el periódico local The Libya Herald.

El comandante de la 166, Mohamed Ahusan, indicó que sus hombres también se vieron obligados a abandonar la estación de radio local de la ciudad de Misrata esta mañana, debido a que las autoridades de Trípoli no les han proporcionado hombres ni armas.

Sirte, a unos 450 kilómetros al este de Trípoli, ha sido escenario de varios meses de enfrentamientos esporádicos entre el EI y Fajr Libya (Libia Amanecer), milicia encargada por el gobierno de Trípoli para asegurar la ciudad.

Las fuerzas pro-Trípoli lanzarán una contraofensiva para retomar el aeropuerto una vez que lleguen refuerzos, aseguró la milicia Fajr.