Mundo

Yemen con derechos humanos deteriorados y al borde del colapso: ONU

Zeid Ra'ad Al Hussein, comisionado de los Derechos Humanos del organismo, señaló que durante los ataques aéreos murieron al menos 19 víctimas mortales, con al menos otros 35 heridos, entre ellos 11 niños; condenó los ataques contra hospitales y otras instalaciones médicas
Notimex
31 marzo 2015 8:53 Última actualización 31 marzo 2015 8:53
Yemen

El comisionado de la ONU criticó los ataques aéreos lanzados por la coalición militar liderada por Arabia Saudi. (Reuters)

GINEBRA. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, denunció el rápido deterioro de los derechos humanos en Yemen desde el 22 de enero, cuando el gobierno legítimo del presidente Abd Rabbo Mansour Hadi se vio obligado a salir del país por el avance de los rebeldes.

Esto provocó la reciente campaña militar por una coalición de diez países liderados por Arabia Saudita.

El Alto Comisionado pidió a todas las partes proteger a los civiles de los daños, y resolver sus diferencias a través del diálogo y no mediante el uso de la fuerza militar.

"La situación en Yemen es extremadamente alarmante, con decenas de civiles muertos en los últimos cuatro días. El país parece estar al borde del colapso total", dijo el Alto Comisionado.

"Estoy consternado por los ataques aéreos del lunes contra el campamento de desplazados internos de Al-Mazraq en Harad, en el norte de Yemen", indicó Zeid.

Señaló diversos informes sobre la cantidad de personas que murieron en los ataques aéreos, pero el personal de derechos humanos de las Naciones Unidas en Yemen han verificado al menos 19 víctimas mortales, con al menos otros 35 heridos, entre ellos 11 niños.

Este campamento, donde viven unas cuatro mil personas, fue establecido por las Naciones Unidas en 2009 y recientemente ha recibido al menos 300 nuevas familias desplazadas de Sada y está protegido por el derecho internacional.

En Dhale, brigadas afiliadas a los hutis atacaron tres hospitales, causando un número indeterminado de víctimas.

"Condeno rotundamente todos los ataques contra hospitales y otras instalaciones médicas, que tienen un estatus de protección especial en virtud del derecho internacional", agregó Zeid.

Los intensos combates también se ha reportado en las calles de Adén, que causaron víctimas, haciendo la situación humanitaria extremadamente difícil.

Desde el 27 de marzo al menos 93 civiles han muerto y 364 heridos en Saná, Sada, Dhale, Hudayda y Lahj.

Zeid agregó que "hogares privados, hospitales, centros de educación e infraestructura han sido destruidos, haciendo la vida aún más difícil para las personas en este país devastado por la guerra".

Aeropuertos civiles, así como el suministro de electricidad también han sido blanco de ataques aéreos en Sada, Sana y Hudayda, señaló.

Cientos de personas han huido de sus hogares en Sana'a, Sa'sa y Dhale y ahora están desplazados.

"La muerte de tantos civiles inocentes es simplemente inaceptable", dijo el Alto Comisionado.

"Los principios de proporcionalidad, distinción, y la precaución son totalmente aplicables en este contexto. El derecho internacional de los derechos humanos y el derecho humanitario deben ser plenamente respetados", urgió.