Trump revira y dice (ya sin Putin) que acepta conclusión de que Rusia intervino en elección
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump revira y dice (ya sin Putin) que acepta conclusión de que Rusia intervino en elección

COMPARTIR

···

Trump revira y dice (ya sin Putin) que acepta conclusión de que Rusia intervino en elección

El mandatario estadounidense explicó que sus declaraciones no fueron lo suficientemente claras durante la reunión que sostuvo con el presidente ruso el lunes, en Helsinki.

17/07/2018
Actualización 17/07/2018 - 14:35
El presidente Donald Trump (izq), y el mandatario ruso Vladimir Putin (der), en la reunión llevada a cabo en Helsinki
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente estadounidense Donald Trump aceptó este martes la versión de las agencias de inteligencia de Estados Unidos que señalaron que Rusia intervino en las elecciones presidenciales de 2016, un día después de que, frente a su homólogo Vladimir Putin, afirmara que los rusos no tenían motivos para hacerlo.

Sin embargo, Trump añadió que "también pudo haber sido cualquier otra persona".

El mandatario de EU fue criticado por demócratas y republicanos por sus declaraciones durante el encuentro con Putin celebrado el lunes, en Helsinki, en el que puso en duda el resultado de la investigación sobre la interferencia rusa en la elección de 2016.

Trump afirmó que no fue claro en sus declaraciones.

El lunes dijo: "Mi gente vino hacia mí y también otras personas y me dijeron que creen que fue Rusia", mencionó Trump el lunes en el encuentro. "El presidente Putin me dijo que no fue Rusia y yo sólo diré que no veo razón alguna para que así fuera. Confío en ambas partes".

Sin embargo, este martes se retractó y explicó que lo que en realidad quiso decir fue que no veía ninguna razón para creer que Rusia no intervendría en las elecciones.

"Lo he dicho muchas veces: acepto la conclusión hecha por nuestros grupos de inteligencia de que la intervención rusa en las elecciones de 2016 existió. También pudo haber sido otra gente, un montón de gente allá afuera".

El FBI, la CIA y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) indicaron que personas con vínculos con el Gobierno ruso fueron los responsables de hackear y publicar correos que pertenecían al personal de campaña del Partido Demócrata, con el objetivo de favorecer a Trump.

Además, durante las campañas a la Presidencia de 2016 en Estados Unidos, cuentas de Facebook que publicaban información en contra de la abanderada demócrata Hillary Clinton empezaron a surgir.

La creación de estas cuentas estuvo vinculada con una empresa ligada al Kremlin, dijeron representantes de Facebook en su momento.

Trump declaró que acababa de revisar las transcripciones y un video de la respuesta que dio en la reunión, por lo que creyó necesario explicar su declaración.

El presidente de EU subrayó que el encuentro con Putin fue "su reunión más exitosa" durante su viaje a Europa, que incluyó escalas en Gran Bretaña y Bélgica.

Republicanos como Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, además de Ed Royce y Bob Corker criticaron públicamente la actuación del presidente Trump.

Además, varios miembros del Partido Republicano afirmaron que una nueva legislación está siendo considerada para castigar a Rusia si vuelve a interferir en unas elecciones, después de que Trump no criticara ante Putin dicha interferencia.

El líder en el Senado, Mitch McConnell, declaró que no criticaría la aparición de Trump con Putin, pero expresó que tanto demócratas como republicanos reconocen la amenaza representada por Rusia y advirtió que habrá más sanciones si el Kremlin busca influir en otras elecciones, incluidas las intermedias de noviembre próximo.

"Los rusos deben saber que muchos de nosotros somos conscientes de lo que ocurrió en 2016 y que más vale que no ocurra de nuevo en 2018", remarcó.