Mundo

Xi Jinping inicia visita
a India con el fin de concretar inversiones

China se ha comprometido a invertir en India miles de millones de dólares en ferrocarriles, parques industriales y carreteras, además de bajar el déficit comercial, pero los lazos entre las dos naciones se han debilitado por la desconfianza que hay entre ambas por sus armas nucleares.
AP
17 septiembre 2014 14:18 Última actualización 17 septiembre 2014 15:32
El presidente chino Xi Jinping y el primer ministro indio Narendra Modi

El presidente chino Xi Jinping y el primer ministro indio Narendra Modi. (Reuters)

AHMEDABAD, India.- El presidente chino Xi Jinping llegó a Gujarat, el estado natal del primer ministro indio Narendra Modi, para una visita de tres días que se espera se centre en la necesidad de India de mejorar su infraestructura y reducir su déficit comercial.

Xi fue recibido en el aeropuerto por un grupo de fotógrafos de prensa y funcionarios de Estado con paraguas para protegerle del sol en Ahmedabad, la principal ciudad financiera de Gujarat.

Se espera que el premier indio trate de atraer a empresas chinas y busque inversiones para remozar la dilapidada infraestructura, apoyándose en el historial chino de construcción de carreteras, vías férreas y zonas industriales. India además está deseosa de lidiar con el desequilibrio en su comercio bilateral anual, que ahora totaliza 62 mil millones de dólares, pero favorece equipos y piezas eléctricos chinos.


Modi y el gobierno de Gujarat tienen preparado un espectacular recibimiento para Xi, con vallas en toda Ahmedabad mostrando imágenes de Modi y Xi y un banquete por la noche en la ribera del río Sabarmati. Modi celebra además su cumpleaños 64.

Xi se ha mostrado igualmente efusivo al hablar de la visita.

"Las relaciones China-India se han convertido en una de las relaciones bilaterales más prometedoras y dinámicas del siglo XXI", dijo XI en una carta publicada el miércoles en el diario The Hindu.

La decidión de Gujarat en lugar de Nueva Delhi como primera escala del viaje de Xi a India marca un alejamiento del protocolo que algunos vieron como indicio de calidez en los lazos bilaterales, tensados durante décadas por una vieja disputa fronteriza y temores del creciente poderío militar y económico de China.

Esta semana, Xi visitó Sri Lanka y Maldivas, ambos aliados tradicionales de India.