Mundo

Votar por Trump, 'error histórico': Hillary Clinton

En un evento en California, Hillary Clinton aseguró que votar por Donald Trump sería un error histórico, puesto que no tiene ni la preparación ni el temperamento para ser presidente de Estados Unidos.
AP
02 junio 2016 20:58 Última actualización 02 junio 2016 22:40
Donald Trump

Donald Trump no tiene el temperamento necesario para ser presidente de Estados Unidos, aseguró Hillary Clinton. (Reuters)

En un adelanto de lo que será una enconada campaña hacia noviembre, Hillary Clinton criticó la posible presidencia de Donald Trump, ya que —afirmó— llevará a Estados Unidos hacia la guerra y la crisis económica.

En cambio, describió su propia política exterior como optimista, incluyente y diplomática, nacida de una larga experiencia en la vida pública.

Sin embargo, sus comentarios carecieron de diplomacia, un claro indicio de cómo se enfrentará a Trump. Elegirlo, dijo, sería una "error histórico".

Durante un discurso desde San Diego, California, la exsecretaria de Estado se lanzó contra el que posiblemente sea su rival en la elección general, enumerando las razones por las que no está calificado: desde sus ataques agresivos en Twitter hasta sus arrebatos emocionales.

"No sólo no está preparado, su temperamento es inadecuado. Es alguien que nunca debería tener los códigos nucleares".

Dijo que Trump podría llevar a Estados Unidos a la guerra en el extranjero y desatar una catástrofe económica en el país.

"No hay vidas en peligro si arruinas un acuerdo en el golf, pero no funciona así en los asuntos mundiales", declaró Clinton ante unas 300 personas reunidas en un foro. "Lo que está en juego en el arte de gobernar en el mundo es infinitamente más grande y más complejo que en el mundo de los hoteles de lujo".

Se burló de los agresivos tuits de Trump y predijo que él preparaba más mientras ella hablaba. Como si hubiera sido programado, él tuiteó cuando ella terminó: "Mala presentación de la deshonesta Hillary Clinton. Leía mal del apuntador. Ni siquiera se ve presidencial".

Mientras tanto, Trump recibió el apoyo que buscaba del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien se había resistido a hacerlo incluso cuando el empresario aseguró la nominación republicana.

El robusto ataque de Clinton a Trump fue trasmitido por televisión. El mensaje eleva de tono sus críticas contra el aspirante presidencial republicano y trata de calmar las preocupaciones dentro del Partido Demócrata de que no parece tener un plan de ataque para la elección general. Arremetió contra el empresario por las declaraciones que ha hecho, como su promesa de prohibir la entrada al país a todos los musulmanes, por hablar de salirse de la OTAN e insinuar que Japón podría un día tener armas nucleares.

Enfatizando su experiencia como primera dama, senadora y secretaria de Estado, Clinton dijo que ella dará al país la diplomacia firme que el país necesita. Aseguró que a diferencia de Trump, ella sabría cómo negociar acuerdos complejos, entiende los asuntos internacionales y reconoce lo que significa desplegar a soldados estadounidenses.

Clinton y Trump tienen visiones claramente diferentes sobre la política exterior de Estados Unidos. Las propuestas de ella reflejan un acercamiento tradicional de los dos principales partidos. A pesar de las diferencias en algunos temas como la guerra de Irak e Irán, los presidentes republicanos y demócratas generalmente han sido congruentes en las políticas que afectan China, Rusia, Corea del Norte, la proliferación nuclear, acuerdos comerciales, alianzas y muchos otros temas.

El 7 de junio habrá elecciones primarias en California y a Clinton le faltan 70 delegados para obtener los 2 mil 383 necesarios para asegurar la nominación demócrata.