Mundo

Viuda de víctima del 11-S demanda a gobierno de Arabia Saudita

Una mujer cuyo marido falleció en el Pentágono tras los atentados demandó el viernes al gobierno árabe alegando muerte injusta y provocarle angustia emocional intencional. La ley que permitió esta acción fue aprobada el miércoles.
03 octubre 2016 17:7 Última actualización 03 octubre 2016 17:7
Uno de los aviones se estrelló contra el Pentágono. (Bloomberg)

Uno de los aviones se estrelló contra el Pentágono. (Bloomberg)

Una mujer que enviudó cuando su marido murió en el Pentágono en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 demandó al Reino de Arabia Saudita sólo dos días después de que el Congreso aprobó una legislación que permite a los estadounidenses demandar a gobiernos extranjeros por supuestamente desempeñar un papel en los ataques terroristas perpetrados en suelo estadounidense.

Stephanie Ross DeSimone alegó que el Reino proporcionó apoyo material a Al Qaeda y su líder, Osama bin Laden, en una demanda presentada el viernes en un tribunal federal en Washington. La demanda también fue presentada en nombre de la hija de la pareja. DeSimone estaba embarazada cuando el comandante de la Armada Patrick Dunn perdió la vida.

Quince de los 19 hombres que secuestraron los aviones utilizados en los atentados terroristas del 9/11 eran ciudadanos saudíes. Un avión se estrelló contra el Pentágono, sede del ejército de Estados Unidos, dos destruyeron las torres gemelas del World Trade Center en Nueva York y otro se estrelló en un campo en Pensilvania porque sus pasajeros intentaron defenderse de los secuestradores.

Una comisión estadounidense que investigó los ataques del 2001 dijo en un informe de 2004 que "no encontró evidencia de que el gobierno de Arabia Saudita como institución, o funcionarios de alto nivel dentro del gobierno saudita, hubieran financiado a al-Qaeda. Largas porciones clasificadas de la investigación del Congreso publicadas en julio encontraron que los secuestradores podrían haber recibido la ayuda de algunos funcionarios sauditas.

Previamente el Reino había negado tener responsabilidad alguna. Su embajada no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios sobre la demanda.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita dijo a la agencia de prensa estatal saudita el 29 de septiembre que el Congreso estadounidense debe corregir la ley 9/11 para evitar "graves consecuencias no deseadas”, y agregó que la ley es una "gran preocupación" para el Reino.

DeSimone, que demandó alegando muerte injusta y provocarle una angustia emocional intencional, solicita daños compensatorios y punitivos que no fueron especificados.