Mundo

Vinculan a nuevo caso de corrupción a expresidente de Guatemala

Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta son acusados de recibir al menos 30 millones de dólares en sobornos por la adjudicación del proyecto para construir  una terminal portuaria en el Puerto Quetzal, en usufructo por 25 años y valorado en 225 mdd.
AP
15 abril 2016 16:5 Última actualización 15 abril 2016 16:6
Otto Pérez Molina

Otto Pérez escucha las acusaciones en su contra. (Reuters)

GUATEMALA.- El expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti fueron señalados en un nuevo caso de corrupción vinculado a la construcción de una terminal portuaria.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala aseguran que la estructura habría recibido al menos 30 millones de dólares en sobornos por la adjudicación del proyecto.

"A Pérez Molina le fueron entregados 4.2 millones de dólares (en sobornos)", dijo Iván Velásquez, titular de la comisión. La misma cantidad habría sido entregada a Baldetti.

Pérez Molina y Baldetti están en prisión bajo cargos de cohecho y defraudación aduanera, por otro caso de corrupción.

Los delitos investigados y por los cuales serán procesados todos los miembros de la estructura van desde lavado de dinero, asociación ilícita, tráfico de influencias, cohecho activo y pasivo, enriquecimiento ilícito y fraude.

El ministro de gobernación Francisco Rivas, dijo que se realizaron nueve capturas y 20 órdenes de aprehensión por este caso.

Rivas dijo que otras cinco ordenes de aprehensión fueron giradas para personas que están fuera de Guatemala, y que se ha alertado a la interpol sobre estas detenciones.

El juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado de Mayor Riesgo "B'', citó a Pérez Molina y a Baldetti para que declaren por los delitos de lavado de dinero para la próxima semana.

Thelma Aldana, fiscal general dijo que "desde que fue electo Pérez Molina en noviembre de 2011, de manera pronta iniciaron las gestiones para realizar el proyecto... Se concretó entonces un grupo criminal... Teniendo a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti como líderes de esta estructura", dijo Aldana.

Aldana confirmó que Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti habría informado como colaborador eficaz a la fiscalía sobre este y otros negocios de los exmandatarios.

La investigación está relacionada con un contrato firmado por Pérez Molina en 2013, cuando aún era presidente, con Grupo TCQ Terminal de Contenedores Quetzal, un operador español de terminales de contenedores y servicios especializados de ingeniería y consultoría marítima para carga.

La empresa había firmado un contrato con el gobierno guatemalteco para la construcción de una terminal portuaria en el Puerto Quetzal en el Pacífico guatemalteco, en usufructo por 25 años y valorado en 225 millones de dólares.

Gustavo Martínez, yerno del expresidente Otto Pérez Molina y quien estuvo hace un tiempo detenido por un caso de corrupción, fue recapturado el viernes por su presunta participación en la estructura, también se detuvo a Juan José Suárez, gerente de TCQ.

La fiscalía también solicitó que se le retire la inmunidad al magistrado de la Corte Suprema de Justicia Douglas Charchal, por haber favorecido a la estructura en una resolución judicial para que no se les cobrara licencias de construcción a la empresa "en pago recibió una camioneta blindada Range Rover", dijo Velásquez.