Mundo

Vietnamitas queman fábricas extranjeras
por disputa territorial

Los disturbios se desataron en reacción a la perforación petrolera por parte de Pekín en una parte del Mar de China Meridional, una zona disputada por ambos países.
Reuters
14 mayo 2014 10:35 Última actualización 14 mayo 2014 10:48
Protestas en Vietnam.

Las manifestaciones fueron pacíficas al inicio, pero los disturbios se desataron cuando el número de participantes llegó a 20 mil. (Reuters)

HANOI/MANILA.- Miles de vietnamitas prendieron fuego a fábricas extranjeras y provocaron estragos en zonas industriales en el sur del país, en reacción a la perforación petrolera por parte de Pekín en una parte del Mar de China Meridional disputada por ambas naciones, dijeron funcionarios.

La mayor parte de los ataques se concentraron en compañías taiwanesas en las provincias de Binh Duong y Dong Nai, debido a que los amotinados creyeron erróneamente que las firmas eran de propiedad China.

La disputa por el Mar de China Meridional y la violencia contra China en Vietnam han llevado a que las relaciones entre ambos países se sitúen en uno de sus puntos más bajos desde 1979, año en el que libraron una breve guerra fronteriza.

El vicepresidente del Comité Popular Binh Duong People, Tran Van Nam, dijo que los amotinados prendieron fuego a 15 fábricas, lo que provocó pérdidas de millones de dólares y el desempleo de miles de trabajadores.

Nam dijo que los trabajadores inicialmente realizaron protestas pacíficas, pero que los desórdenes se desataron cuando el número de participantes aumentó a cerca de 20 mil.

"Temo que ahora se esté escribiendo un capítulo oscuro en las relaciones China-Vietnam", afirmó Ian Storey, un experto sobre el Mar de China Meridional del Instituto de Estudios del Sudeste Asiático en Singapur.

Storey advirtió que las protestas podrían estar empezando, debido a que China pretende mantener la plataforma petrolera hasta agosto.

China reclama para sí casi todo el Mar de China Meridional, un área rica en depósito energéticos y una importante vía marítima por la que navegan anualmente bienes por alrededor de 5 billones de dólares.

Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam también tienen reivindicaciones sobre el área.