Mundo

Viaja delegación colombiana a La Habana con acuerdo como reto

01 febrero 2014 3:47 Última actualización 12 enero 2014 15:14

   [El derrotero para 2014 es "trabajar sin descanso por alcanzar un acuerdo" que abra "las puertas de la paz": La Calle. / Reuters] 


 
Notimex
 
Bogotá.- La delegación del gobierno colombiano en los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) viajó hoy a Cuba con la consigna de "trabajar sin descanso" para lograr un acuerdo que ponga fin a 53 años de guerra interna.
El jefe del equipo negociador oficial, Humberto de La Calle, dijo antes de desplazarse este domingo a La Habana que el derrotero para 2014 es "trabajar sin descanso por alcanzar un acuerdo" que abra "las puertas de la paz".
En una declaración que entregó en la presidencial Casa de Nariño, anticipó que en la ronda que comienza este lunes en Cuba con las FARC, esperan "construir" acuerdos que les permita avanzar.
De La Calle aludió al punto de la agenda sobre salidas al problema de las drogas ilícitas que discuten las partes en la mesa, el cual consideró "clave para alcanzar el fin del conflicto", tras cinco décadas de confrontación.
"Debemos atacar de fondo este fenómeno", si se quiere avanzar en el camino de construir la paz para el país sudamericano, dijo el vocero oficial en los diálogos que se desarrollan en La Habana desde noviembre de 2012.
Admitió que 2014 estará marcado por un período electoral, en el cual "la controversia de lo que suceda en La Habana (en las conversaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC) se agudizará".
De La Calle se refirió a la permanente crítica que mantiene el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez y ahora candidato al Senado por el derechista Centro Democrático a los diálogos para acabar con el conflicto interno.
"Somos conscientes que algunos colombianos se oponen a esas conversaciones, recibimos las críticas con respeto. Entramos ahora en un periodo electoral en el que la controversia sobre lo que ocurra en La Habana se agudizará", dijo.
Añadió: "estamos preparados para eso, pero queremos una discusión leal", y pidió a los opositores no inventar mitos ni tejer falsedades.
Sobre la integración del guerrillero "Julián Conrado" quien estaba preso en Venezuela, como delegado de las FARC a la negociación de paz, De La Calle dijo que se debió a razones humanitarias por su estado precario de salud.