Criptomoneda Petro, la única forma de comprar pasaportes en Venezuela
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Criptomoneda Petro, la única forma de comprar pasaportes en Venezuela

COMPARTIR

···

Criptomoneda Petro, la única forma de comprar pasaportes en Venezuela

Los pasaportes costarán 2 petros (4 salarios mínimos) y será por tiempo limitado porque su precio se duplicará a partir del primero de noviembre.

05/10/2018
Actualización 07/10/2018 - 19:13
La criptomoneda Petro es el nuevo tipo de cambio en Venezuela.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los venezolanos que quieran salir del país para escapar de los innumerables problemas que enfrenta se encontrarán con un nuevo obstáculo: adquirir la criptomoneda Petro para pagar sus pasaportes.

La vicepresidenta agregó que partir del próximo lunes y hasta el 1 de noviembre el costo por la emisión de un nuevo pasaporte será de 7 mil 200 bolívares, o unos 62.2 dólares a la tasa de cambio del mercado paralelo. El salario mínimo mensual es de mil 800 bolívares, o unos 15 dólares a esa misma tasa paralela.

Dijo que luego de esa fecha, el valor será equivalente a dos petros (cuatro salarios mínimos), o el nombre de la moneda digital lanzada en febrero por el Gobierno y difícil de detectar casi en cualquier parte.

Es por ello que después de esa fecha limitada, los pasaportes les costarán el doble a los venezolanos, ya que el petro, la moneda que regirá al país desde noviembre, tendrá un valor de 60 dólares según el Gobierno.

Esta moneda se utilizará para el cobro de productos como la gasolina de los aviones, las transacciones inmobiliarias y la emisión de los pasaportes.

El presidente Nicolás Maduro informó una reestructuración del Petro en un evento la semana pasada, casi ocho meses después de la que se suponía era su fecha de lanzamiento original. La criptomoneda será respaldada por reservas de petróleo y minerales.

Los venezolanos ya pasan días haciendo filas con la esperanza de solicitar y obtener pasaportes, ya que la falta de insumos y la corrupción rampante han hecho que los documentos oficiales sean escasos. Una crisis económica y humanitaria cada vez más intensa ha generado que unas 5 mil personas salgan de Venezuela diariamente, según los datos más recientes de Naciones Unidas.

La medida podría dificultar aún más la salida de los venezolanos al extranjero, ya que la mayoría de las principales aerolíneas dejaron de prestar servicios en el país.

Petro será un "criptoactivo soberano respaldado y emitido por el estado venezolano" y asociado a las reservas de crudo del país, según un informe oficial emitido por el Gobierno venezolano en enero.

Este nuevo cambio implica una alza significante, ya que hasta ahora el valor de un pasaporte nuevo era el equivalente a centavos de dólar.

Obtener un pasaporte en Venezuela de por sí ya era difícil, ya que la página web del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), donde se pide la cita para obtener el documento, se bloquea con frecuencia, y si se consigue, puede demorar meses antes de que entreguen los papeles.

Otra medida que implementará el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es asistir a un éxodo de venezolanos que escapan de la recesión e hiperinflación que afectan al país.

Hasta ahora, Venezuela disponía de la Guardia Nacional como fuerza encargada de la seguridad en las fronteras, pero ahora han decidido crear una nueva policía migratoria que tendrá el total control sobre ellas.

En una declaración transmitida por la televisión estatal, la vicepresidenta no explicó las razones para la creación de la nueva fuerza ni dio detalles sobre su estructura.

En total, unos 2.6 millones de venezolanos han salido del país, principalmente a Sudamérica, según Naciones Unidas. El presidente Nicolás Maduro dice que las cifras están infladas y que no más de 600 mil venezolanos han abandonado su tierra en dos años.

Venezuela, que cuenta con las reservas petroleras mas grande del mundo, vive en recesión desde hace cinco años y desde fines del 2017 sufre hiperinflación.

Según María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), cuatro de cada diez empresas están cerradas y mínimo dos están evaluando si cierran definitivamente o no.

Juntando el problema laboral, junto con los altos precios de los servicios y productos básicos, los venezolanos enfrentan una situación grave de la cual ven la necesidad de migrar otros países con más oportunidades.

*Con información de Reuters.