Mundo

Venezolanos exigen mayor seguridad

Vecinos de Caracas salieron a protestar cerca del palacio presidencial Palacio de Miraflores para exigir mayor seguridad; los venezolanos dicen ser víctimas frecuentes de la delincuencia.
Notimex
02 julio 2014 21:29 Última actualización 02 julio 2014 21:31
En lo que va del año se han presentado diversas manifestaciones en contra de la violencia en Venezuela. (Archivo/Reuters)

En lo que va del año se han presentado diversas manifestaciones en contra de la violencia en Venezuela. (Archivo/Reuters)

CARACAS.- Vecinos del centro de la capital venezolana salieron hoy a protestar para exigir mayor seguridad, luego de que un comerciante de origen portugués fuera asesinado durante un robo.

En la parroquia La Candelaria, ubicada a escasos cinco minutos del presidencial Palacio de Miraflores, los vecinos se quejaron de que son víctimas frecuentes de la inseguridad, en especial de delincuentes tripulantes de motocicletas.

Carmen Rodríguez, quien trabaja como vendedora en una tienda, dijo a que con frecuencia atestigua los robos que ocurren en la zona, y aunque se nota cierta presencia policial, ésta es incapaz de “mantenerle el trote” al crimen.

El asesinato de José Correia, un emigrante portugués que arribó a Venezuela en 1953 y manejaba una panadería, fue la gota que rebasó el vaso para los vecinos que, aseguran, viven “asediados” por los “malandros”, como se conoce a los delincuentes.

Correia fue abordado por dos delincuentes mientras abría su panadería a primera hora del martes. Una vez dentro del establecimiento, los criminales se llevaron varios objetos de valor y dinero, para finalmente asesinar al hombre de tres disparos.

Un centenar de vecinos cerró este miércoles una calle aledaña a la panadería donde ocurrieron los hechos para protestar por este asesinato, ya que ocurrió a escasos metros de una carpa con presencia de la Guardia Nacional (policía militarizada).

“Esos guardias dan una vuelta de vez en cuando o se quedan ahí en su carpa mientras a dos cuadras de acá los malandros hacen lo que les da la gana”, afirmó Rafael Méndez, quien hace dos meses sufrió el robo de un celular.

Tras el atraco, Méndez que perdió su celular decidió comprarse una imitación china que llame menos la atención, comentó con evidente preocupación que “vivir así, con miedo a que te quiten lo que te ganaste con tu trabajo, no es vida”.