Venezolanos eligen alcaldes en medio de una profunda crisis
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Venezolanos eligen alcaldes en medio de una profunda crisis

COMPARTIR

···
Mundo

Venezolanos eligen alcaldes en medio de una profunda crisis

Se registró una escasa asistencia de votantes en los centros electorales. El oficialismo se perfila como favorito para ganar los cargos

AP
10/12/2017

Con escasa asistencia de votantes a los centros de electorales avanzan el domingo los comicios municipales en Venezuela que se dan en medio de una profunda crisis económica y el boicot de la oposición.

El oficialismo se perfila como favorito para ganar la mayoría de los cargos y consolidar la hegemonía que mantiene en el interior del país desde hace casi dos décadas.

Desolados centros de votación se observaron en varios puntos de la capital durante una jornada electoral que se ha desarrollado de forma pacífica, según reportaron las autoridades. En el estado central de Portuguesa fueron detenidas tres personas por tratar de ingresar ilegalmente a un centro de votación, indicó a la prensa el jefe del Comando Estratégico Operacional, almirante Remigio Ceballos.

Uno de los cinco directores del Consejo Nacional Electoral, Luis Emilio Rondón, admitió que hasta el momento se ha reportado una escasa presencia de personas en los centros de votación, pero esperaba que en las próximas horas acudan más electores. Por su parte el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo a la prensa que ha habido “muy buena participación”, pero no ofreció cifras.

“Es muy alarmante la poca presencia de electores”, afirmó José Tomás Franco, un bibliotecólogo jubilado de 66 años, al quejarse de la ausencia de votantes en un centro electoral del sureste de la capital donde aseguró que en elecciones pasadas solían aglomerarse desde el amanecer miles de personas.

“Ojalá sean los dormilones y no el fenómeno de la abstención”, dijo Franco tras reconocer que en este proceso ha habido “mucho desánimo” entre la población porque está “muy golpeada por la crisis”.

Franco señaló al oficialismo de actuar con un “grosero ventajismo” al usar la propaganda estatal para favorecer a los candidatos del gobierno, e indicó que los grandes partidos opositores Primero Justicia, Acción Democrática y Voluntad Popular cometieron un “craso error” al no participar en la consulta.

“Entre los venezolanos estamos muy decepcionados de los políticos”, dijo el comerciante Raúl Contreras, de 45 años, al reconocer que no esperaba mayores cambios luego de esta consulta, y agregó que “aquí solo pasará algo cuando sean las elecciones presidenciales”.

En los comicios no participan tres de los cuatro grandes partidos de la oposición, que llamaron a un boicot contra el Consejo Nacional Electoral, controlado por el gobierno. Los opositores acusan al ente de cometer fraude en las pasadas elecciones regionales que ganó el oficialismo y de no garantizar las condiciones para un proceso libre y transparente.

Unos 19.7 millones de venezolanos están convocados para la votación en la que se elegirán 335 alcaldes. Además se repetirá la elección del gobernador del estado occidental de Zulia, celebrada hace dos meses, por decisión de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, que anuló el triunfo de un opositor que se negó a reconocer a la cámara.

La votación arrancó pasadas las 06:00 de la mañana y se extenderá por 12 horas, aunque es posible que pueda prolongarse si hay electores haciendo fila para votar, como ya ocurrió en anteriores comicios.

“Llegó el día para la victoria de la democracia”, afirmó el presidente, Nicolás Maduro, tomando una taza de café junto a la primera dama, Cilia Flores, en un mensaje difundido por la televisora estatal en el que hizo un llamado a los venezolanos a acudir a las urnas.

La Embajada de Estados Unidos en Caracas expresó en su cuenta de Twitter que la comunidad internacional “insta al régimen a respetar los derechos y escogencias de los venezolano”.

Ante el desinterés ciudadano por la consulta y el boicot de la oposición, algunos analistas y encuestadoras locales estimaron que la abstención podría rondar entre 50 por ciento y 60 por ciento, y superar la registrada en los comicios municipales del 2013, que fue de 41 por ciento.

Las elecciones se celebran en medio de una profunda crisis, agravada por una desbordada inflación y una severa escasez de alimentos y medicinas, que ha golpeado la popularidad Maduro, que ronda 20 por ciento. A pesar de esta situación, el presidente podría optar a la reelección en las presidenciales del próximo año.

,