Mundo

Vaticano niega audiencia papal al Dalai Lama para evitar conflicto con China

Ante la reunión de ganadores del premio Nobel de la Paz, el Dalai Lama dijo a medios italianos que se había acercado al Vaticano por la posibilidad de una reunión, pero que le dijeron que podría crear inconvenientes; por su parte, la Iglesia católica dijo que el Papa no se reuniría con ninguno de los premiados.
Reuters
12 diciembre 2014 8:46 Última actualización 12 diciembre 2014 8:51
El Dalai Lama, Nobel de la Paz en 1989.

El Dalai Lama se encuentra en Roma para participar en un encuentro de ganadores del premio Nobel de la Paz. (Archivo/AP)

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco le negó al Dalai Lama una audiencia privada porque podría afectar las ya tensas relaciones de la Santa Sede con China, informó el Vaticano.

La solicitud fue rechazada "por razones obvias con respecto a la delicada situación" con China, dijo un portavoz del Vaticano. El Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet, entendió la situación, agregó.

Desde Roma, donde participará en una reunión de ganadores del premio Nobel de la Paz, el Dalai Lama dijo a medios italianos que se había acercado al Vaticano por la posibilidad de una reunión, pero que le dijeron que podría crear inconvenientes.

La Iglesia Católica en China se divide en dos comunidades: una Iglesia oficial conocida como la Asociación Patriótica, que responde al Partido Comunista, y una Iglesia clandestina que es leal sólo al Papa en Roma.

Un funcionario del Vaticano, que pidió reserva de su identidad, dijo que la decisión "no se tomó por miedo, sino para evitar cualquier sufrimiento a aquellos que ya han sufrido", en referencia a los católicos en China que son fieles al Papa.

El Vaticano dijo que el Papa no se reuniría con ninguno de los premiados y que el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, les había enviado un mensaje de parte del Papa.

La última reunión entre un Papa y el Dalai Lama, que huyó a India tras un levantamiento fallido contra el Gobierno chino en 1959, fue en 2006, cuando el líder tibetano se reunió con el entonces Papa Benedicto XVI.

El Vaticano, que no tiene lazos diplomáticos formales con Pekín desde poco después de que el Partido Comunista tomó el poder en 1949, ha tratado de mejorar las relaciones con China.