Mundo

Vaticano arresta a sacerdote sospechoso de filtrar documentos 

El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda y una laica, Francesca Chaouqui, fueron arrestados por ser sospechosos de filtrar documentos confidenciales a la prensa; forman parte de la comisión para estudiar las reformas en la Iglesia católica.  
Reuters
02 noviembre 2015 7:24 Última actualización 02 noviembre 2015 8:31
Papa Francisco

El Vaticano negó la información publicada en el diario Quotidiano Nazionale. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El Vaticano anunció que dos miembros de una comisión creada por el Papa Francisco para estudiar las reformas de la Iglesia fueron arrestados por sospechas de que filtraron documentos confidenciales a los medios.

El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, número dos de la Prefectura de Asuntos Económicos del Vaticano, y la laica italiana experta en relaciones públicas, Francesca Chaouqui, fueron arrestados durante el fin de semana, según un comunicado.

Chaouqui fue puesta en libertad este lunes, tras acceder a cooperar con la investigación, dijo el Vaticano. Ambos participaron en una comisión establecida por Francisco poco después de su elección en 2013 para recibir consejo sobre reformas económicas y burocráticas en la administración vaticana o Curia y completó su trabajo el año pasado.

Los arrestos se produjeron pocos días antes de que dos autores italianos publiquen libros que sus editores aseguran revelarán nuevas pruebas de antiguos escándalos del Vaticano.

El comunicado del Vaticano señaló que los dos libros son el resultado de la "grave traición a la confianza otorgada por el Papa" por parte de los dos integrantes de la comisión.

Se trata de los primeros arrestos desde que Paolo Gabriele, exmayordomo del Papa Benedicto, fue detenido por filtrar documentos en 2012, en el denominado escándalo "Vatileaks".

Benedicto acabó renunciando el año siguiente, afectado por el escándalo.

Uno de los libros será publicado el miércoles bajo el título de Mercaderes en el Templo y es obra del periodista italiano Gianluigi Nuzzi, cuyo libro de 2012 Su Santidad se basó en los documentos filtrados por Gabriele.

El otro texto, Avaricia, está firmado por el también periodista italiano Emiliano Fittipaldi.