Mundo

Usarán radares para frenar a los cárteles mexicanos en Guatemala

En la frontera de México con Guatemala, existen 54 puntos por los que se usan para el trasiego de droga; además, seis cárteles mexicanos operan en tierras guatemaltecas, en alianza con 'Los Maras'.
Roxana González
05 marzo 2015 20:16 Última actualización 06 marzo 2015 5:0
En la frontera de México con Guatemala, se han detectado 54 puntos que los cárteles utilizan para el trasiego de droga. (Bloomberg)

En la frontera de México con Guatemala, se han detectado 54 puntos que los cárteles utilizan para el trasiego de droga. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de Guatemala compró tres radares militares de primera generación a la empresa española Indra, para combatir a los narcotraficantes mexicanos que se instalaron en la nación vecina y abrieron nuevas rutas aéreas para el contrabando, revelaron fuentes diplomáticas a El Financiero.

Los equipos, adquiridos mediante un préstamo de 36 millones de dólares que se negoció con el Banco Bilbao Vizcaya en 2013, serán instalados en el puerto de San José, ubicado en el departamento de Escuintla en la costa del Pacífico; en Puerto Barrios, Izabal, en el Caribe, y en San Andrés, Petén, sito en la frontera con México.

El objetivo, agregaron las fuentes, será cerrar las rutas aéreas que los cárteles abrieron para transportar enervantes a Estados Unidos a través de Honduras, cruzando el Petén para entrar a México, así como mediante el litoral del Pacífico, que conecta con el sur del territorio mexicano.

Existen también 54 puntos en la frontera que los cárteles, en especial el de Sinaloa, usan para el trasiego de droga y la producción de amapola y de enervantes sintéticos.

Se espera que para julio los tres radares, capaces de detectar aeronaves que desactivan su sistema de trasmisión de datos (transponder), estén en plena operación, con lo que se reforzará el apoyo proporcionado por Estados Unidos con la Iniciativa Mérida para la instalación de dos bases de élite del ejército en el límite con México.

Guatemala se convirtió, según Marco Antonio Canteo, profesor del Instituto de Estudios Penales del país centroamericano, en un punto estratégico para los traficantes mexicanos, que luchan por el control de territorios.

Su avance ha sido muy rápido tras la llegada de los Zetas; hoy tienen presencia al menos seis cárteles como los del Golfo y la Familia Michoacana, que se aliaron a los Maras.

“En Guatemala las fronteras son tan porosas que también se registra migración ilegal y tráfico de personas”, concluyó.