Mundo

Unión Europea pacta nuevas medidas para detener migración ilegal

El plan de acción se concentra en Libia, de donde parten el 90% de los inmigrantes que intentan alcanzar ilegalmente el territorio europeo. Incluye un financiamiento de 214 millones de dólares.
Notimex
03 febrero 2017 7:57 Última actualización 03 febrero 2017 7:57
Líderes europeos

Los líderes de los 28 Estados miembros de la UE, están reunidos en La Valleta (Malta).(Reuters)

BRUSELAS.- La Unión Europea (UE) acordó nuevas medidas para detener la migración ilegal desde Oriente próximo y África, incluyendo un financiamiento adicional de 214 millones de dólares para proyectos en países del norafricanos.

El plan de acción se concentra principalmente en Libia, de donde parten actualmente 90 por ciento de los inmigrantes que intentan alcanzar ilegalmente el territorio europeo.

“Los esfuerzos para estabilizar Libia son ahora más importantes que nunca, y la UE hará lo mejor para contribuir con ese objetivo”, afirmaron los gobernantes de los 28 Estados miembros de la UE, reunidos en La Valleta (Malta).

Los líderes europeos reconocen que es necesario desarrollar las capacidades del Estado libio para que las autoridades del país puedan “asumir el control de las fronteras terrestres y marítimas y combatir actividades de tránsito y tráfico” de inmigrantes.

En ese sentido, pactaron ampliar los programas de formación de la guardia costera libia, encargada de detener las redes de tráfico que operan en el Mediterráneo, y asistir en el refuerzo de las fronteras terrestres entre Libia y sus vecinos africanos.

También se comprometieron a reforzar la cooperación y asistencia a comunidades locales y regionales en Libia, así como a organizaciones no gubernamentales activas sobre el terreno.

El objetivo es que se creen mejores condiciones socio-económicas para acoger a los inmigrantes que llegan a Libia desde otros países africanos.

La UE intensificará su cooperación con la Organización Internacional para la Migración (OIM) en el marco de su programa de retorno voluntario de inmigrantes.

Asimismo, planea lanzar campañas de información para disuadir a la población de la región de emigrar.

“Estamos determinados a tomar acciones adicionales para reducir en forma significativa los flujos migratorios en el centro del mar Mediterráneo y romper el modelo de negocio de los traficantes”, aseguraron los líderes europeos.

En 2016, más de 181 mil personas entraron clandestinamente a la UE tras cruzar el Mediterráneo central y otras cuatro mil 500 perdieron la vida en el viaje.

De acuerdo al Consejo Europeo, la mayoría de ellos son inmigrantes económicos, cuyas demandas de asilo serán “probablemente rechazadas” por la UE.