Mundo

UNICEF suspenderá ayuda a refugiados sirios por falta de fondos

12 febrero 2014 5:27 Última actualización 05 abril 2013 10:10

 [Reuters] "Las necesidades aumentan exponencialmente y estamos quebrados", reconoció la portavoz de UNICEF, Marixie Mercado. 


 
Notimex
 
 
Ginebra.- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió que suspenderá sus operaciones de asistencia de niños refugiados en Jordania de no recibir fondos de manera urgente.
 


"Las necesidades aumentan exponencialmente y estamos quebrados", reconoció en rueda de prensa en Ginebra la portavoz de UNICEF, Marixie Mercado.
 


Explicó que en la actualidad hay cerca de un cuarto de millón de niños refugiados sirios en Jordania y desde principios de año, más de 2,000 refugiados cruzan la frontera a diario.
 


Según cálculos de UNICEF, estas cifras se duplicarán en julio y se triplicarán en diciembre, por lo que estiman que a finales de 2013, habrá 1.2 millones de refugiados sirios en Jordania -equivalente a cerca de un quinto de la población total de ese país-.
 


En este momento, UNICEF está proporcionando agua potable, saneamiento, la inmunización, la educación y protección a los niños refugiados en el campamento de niño en Za'atari, que alberga a unos 100,000 refugiados, más de la mitad son niños.
 


"Esto es sólo una pequeña parte de la comunidad de refugiados pues alrededor del 80% de los refugiados sirios son acogidos por las comunidades locales, lo que supone una enorme presión sobre la economía y la infraestructura del país, en particular en los sistemas de agua, salud y educación.
 


Asimismo, UNICEF está proporcionando asistencia crítica, pero han superado con creces las necesidades de recursos financieros, agregó Mercado.
 


De los 57 millones de dólares solicitados por UNICEF a la comunidad internacional para sus actividades en Jordania, han recibido un poco menos de 12 millones.
 


"En términos concretos, esto significa que para junio vamos a dejar de entregar 3.5 millones de litros de agua todos los días hasta el campamento Za'atari", indicó Mercado, tras señalar que tendrán que reducir sus actividades dentro de Siria y en otros países vecinos como Líbano e Irak.
 


"Esto significa que UNICEF no será capaz de abrir la tercera escuela que están construyendo en Za'atari porque simplemente no cuentan con los fondos para cubrir los sueldos de los maestros, los libros de texto, los muebles y los gastos de funcionamiento de la escuela", lamentó.
 


Además, el Ministerio de Educación tendrá que rechazar estudiantes sirios refugiados que solicitan su admisión en las escuelas jordanas, porque "tampoco podremos dar apoyo a más de los 30,000 niños sirios que están ya en las escuelas de Jordania" con la asistencia del UNICEF.
 


"En resumidas cuentas, concluyó, UNICEF no será capaz de proporcionar el apoyo de agua, saneamiento, educación, inmunización y nutrición a 2 nuevos campamentos programados para abrir en las próximas semanas".