Mundo

Conflicto en Medio Oriente provoca deserción escolar: Unicef 

Un reporte presentado por la Unicef reveló que existe una crisis educativa en zonas de conflicto de Medio Oriente como Siria, Irak, Yemen, Libia y Sudán. 
AP
02 septiembre 2015 21:14 Última actualización 02 septiembre 2015 21:42
En tanto la Unicef ha reportado que 5.5 millones de niños han sido afectados por el conflicto. (Reuters)

Millones de niños dejaron de ir a clases en Medio Oriente. (Reuters)

JORDANIA.- El 40 por ciento de los niños que viven en zonas de conflicto del Medio Oriente no asisten a la escuela, informó el jueves la agencia de Naciones Unidas para la infancia, que advirtió que perder a esta generación provocará mayor militancia, migración y un oscuro panorama en la región.

Cerca de 13.7 millones de los 34 millones de niños en edad escolar en Siria, Irak, Yemen, Libia y Sudán no van a la escuela, dijo la Unicef.

El índice de deserción podría incrementarse a 50% en los próximos meses por un recrudecimiento de los conflictos, dijo Peter Salama, jefe regional de la agencia a The Associated Press.

"Estamos cerca de perder una generación de niños en esta región", comentó. "Debemos actuar ahora o sin duda lamentaremos las consecuencias".

Dijo que la UNICEF necesita 300 millones de dólares adicionales este año para reducir la cifra y darle acceso a la educación a más niños. Hasta ahora, la agencia ha recibido 140 millones, 40 por ciento, de sus recursos de 2015 para la educación de sirios desplazados.

El reporte del jueves representa el primer intento por mostrar los estragos de la crisis educativa regional, dijo Salama.

El reporte indica que la educación se ve afectada cada vez más por los combates y el desplazamiento de millones de personas.

Cerca de nueve mil escuelas en Siria, Irak, Yemen y Libia han sido destruidas en combate o convertidas en refugios para los desplazados, o bien han sido tomadas como cuarteles por los soldados, dijo la Unicef.

En Siria y Yemen, una de cada cuatro escuelas ya no puede ser utilizada para impartir educación, según el informe. En Siria, 50 mil maestros ya no se reportan a trabajar, mientras que miles de niños deben cruzar la línea de fuego para tomar sus exámenes escolares.

"Las fuerzas que están destruyendo vidas y futuros, también están destruyendo el panorama de toda una región", se aclara en el reporte.