Mundo

Unasur exige a Maduro aclarar muerte de opositor

Lilian Tintori, esposa del dirigente encarcelado Leopoldo López, denunció que el atentado iba contra ella; me querían matar a mí también, dijo, al encontrase cerca del político cuando ocurrió la balacera.
Agencias
27 noviembre 2015 1:2 Última actualización 27 noviembre 2015 5:0
Lilian Tintori   denunció  que el atentado también  iba  contra ella. (Reuters)

Lilian Tintori denunció que el atentado también iba contra ella. (Reuters)

CARACAS.- La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) demandó a Venezuela investigar el asesinato del opositor Luis Manuel Díaz, secretario general del partido Acción Democrática (AD), mientras Lilian Tintori, esposa del dirigente encarcelado Leopoldo López, denunció que el atentado iba contra ella; me “querían matar a mí también”, dijo, al encontrase cerca del político cuando ocurrió la balacera.

El opositor, quien ingresó hace cinco años a AD, tras militar en el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), murió la noche del miércoles en medio de un tiroteo que se registró al final de un acto político en la ciudad de Altagracia de Orituco, estado de Guárico.

El hecho se sumó a otros actos de violencia que han aumentado las tensiones a 10 días de los comicios legislativos.

CONTRA TODO TIPO DE VIOLENCIA

En un comunicado, la Unasur afirmó estar en contra de “todo tipo de violencia que pueda afectar el desarrollo normal del proceso electoral” del próximo 6 de diciembre y llamó a las autoridades a realizar una intensa investigación del crimen para que no quede “impune”.

En conferencia de prensa, Tintori dijo que el “doble atentado” que enfrentó iba contra ella y “fue planificado” por el “estado terrorista del presidente Nicolás Maduro”.

Señaló que “Maduro es el único responsable de las muertes, de la violencia, de las agresiones que nosotros hemos vivido en las calles”. Le pidió al mandatario que llame a la paz y se frenen los actos violentos.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que el homicidio de Díaz “no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques contra dirigentes políticos de la oposición, en una estrategia que procura amedrentarlos”.

A su vez, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, pidió al gobierno venezolano proteger a todos los candidatos políticos.

El presidente Nicolás Maduro lamentó el hecho, pero señaló que las primeras investigaciones indican que el homicidio del opositor fue por un “ajuste de cuenta entre bandas rivales dedicadas a situaciones criminales, irregulares”.

Denunció que sectores de la derecha nacional e internacional, que temen una posible derrota en las parlamentarias, han reforzado una campaña para responsabilizar al oficialismo de la muerte de Díaz y otros actos violentos.