Mundo

Un palestino apuñala a 11 personas en un autobús en Tel Aviv

Este es el más reciente de una serie de ataques registrados en los últimos meses, en los que los palestinos han empleado cuchillos, ácido y coches como armas para causar muertos y heridos; la policía identificó al asaltante como un palestino de Cisjordania que entró ilegalmente en Israel.
AP
21 enero 2015 6:54 Última actualización 21 enero 2015 7:17
Tel Aviv

El joven apuñaló primero al conductor y luego a varios pasajeros; luego fue detenido. (Reuters)

JERUSALÉN. Un palestino apuñaló a 11 personas, hiriendo de gravedad a varias, en un autobús en el centro de Tel Aviv antes de ser perseguido, baleado y detenido, informó la policía israelí, que describió el hecho como un "ataque terrorista".

Este es el más reciente de una serie de ataques registrados en los últimos meses, en los que los palestinos han empleado cuchillos, ácido y coches como armas para causar muertos y heridos. La policía identificó al asaltante como un palestino de Cisjordania y dijo que entró ilegalmente en Israel.

El asaltante, que viajaba en el autobús con los demás pasajeros, empezó a apuñalar a gente, incluyendo al conductor, y logró salir del vehículo y emprender su huida.

Agentes del servicio de prisiones que estaban cerca vieron como el autobús perdía el control y un hombre se daba a la fuga. Lo persiguieron, le dispararon en una pierna provocándole heridas leves y después lo detuvieron.

"Creemos que fue un ataque terrorista", dijo el portavoz de la policía Micky Rosenfeld. Once personas resultaron heridas y tres están graves, de acuerdo con Lee Gat, portavoz del hospital Tel Hashomer, y un comunicado del hospital Ichilov.

El portavoz de la policía Micky Rosenfeld dijo que el agresor fue identificado como Hamza Mohammed Matroukh, de 23 años, residente de Cisjordania. El oficial agregó que el sospechoso está bajo custodia y lo están interrogando.

El apuñalamiento es el último ataque perpetrado por un "lobo solitario" en Israel en los últimos meses. Alrededor de una docena de personas murió en este tipo de asaltos, incluyendo los cinco asesinados con armas y cuchillos de carnicero en el ataque a una sinagoga de Jerusalén.

Cheli Shushan dijo que su tío Herzl Biton, el conductor del autobús, fue apuñalado en la parte superior del cuerpo y en el hígado, y que estaba en el quirófano. Dijo que había intentado defenderse y que roció al atacante con espray de pimienta.

Biton llamó a un amigo, Kazis Matzliach, durante el ataque, describiéndole la caótica situación. Matzliach dijo que pudo oír los gritos mientras su amigo le hablaba diciéndole "si algo me pasa, por favor cuida de mis hijos".

Hamas, el grupo islámico que controla la Franja de Gaza, no reclamó la responsabilidad por el ataque del miércoles pero lo alabó al calificarlo de "valiente y heroico" en un tuit publicado por Izzat Risheq, un líder de Hamas que vive en Catar.

Funcionarios israelíes dicen que estas acciones derivan de las provocaciones del presidente palestino Mahmud Abás y otros líderes palestinos.