Mundo

Un millón de personas heridas durante guerra en Siria: OMS

La representante del organismo en Siria, explicó que el colapsado sistema sanitario, donde la mitad de los hospitales públicos están fuera de servicio, ha hecho que los tratamientos sean irregulares; además la caída en la vacunación ha permitido la propagación de hepatitis y enfermedades tifoidea.
Reuters
19 diciembre 2014 7:40 Última actualización 19 diciembre 2014 7:40
Niños

Al menos 15 millones de niños quedaron atrapados en conflictos en la República Centroaficana, Iral, Sudán, Siria, Ucrania y territorios palestinos, según la UNICEF. (Reuters)

BEIRUT. Un millón de personas han resultado heridas durante la guerra civil en Siria, donde las enfermedades se propagan debido a que los suministros médicos no llegan a los pacientes, señaló una representante de Siria en la Organización Mundial de la Salud.

La caída en las vacunaciones, desde el 90 por ciento de antes de la guerra al 52 por ciento de este año, y el agua contaminada se han sumado a los problemas, permitiendo la propagación de hepatitis y enfermedades tifoideas, dijo Elizabeth Hoff en una entrevista.

Más de 200 mil personas han muerto en el conflicto sirio, que comenzó en marzo de 2011 con protestas contra el presidente, Bashar el Asad, y derivó en una guerra civil tras la represión por parte de las fuerzas de seguridad.

"En Siria, hay un millón de personas heridas como resultado directo de la guerra. Puede verse cuando viajas por el país. Se ven muchos amputados", dijo Hoff. "Este es el mayor problema", añadió.

Comentó que el colapsado sistema sanitario, donde la mitad de los hospitales públicos están fuera de servicio, ha hecho que los tratamientos sean irregulares.

Hoff dijo que el Gobierno de Asad - que exige registrar los convoyes de ayuda - sigue impidiendo que los suministros quirúrgicos, como vendajes y jeringuillas, lleguen a las zonas rebeldes.

Los trabajadores de ayuda dicen que Damasco argumenta que el equipo se usaría para ayudar a los insurgentes.

"Lo que ha sido un problema es la regularidad del suministro", dijo. "Las aprobaciones (gubernamentales) son esporádicas", añadió.

Este año se han registrado más de 6 mil 500 casos de fiebres tifoideas en Siria y 4 mil 200 de sarampión, la enfermedad más mortal para los niños sirios, dijo Hoff.

Sólo hubo un caso registrado de polio, que puede paralizar a los niños en horas, en 2014 tras un impulso a la vacunación, pero aparecieron otras enfermedades.

Los activistas sirios en el este de Damasco dijeron que la tuberculosis se estaba propagando debido a las malas condiciones sanitarias y al asedio gubernamental sobre la zona, que bloquea la llegada de ayuda.

Las Naciones Unidas pidieron el jueves más de 8.4 millones de euros para ayudar a los casi 18 millones de personas que padecen necesidades en Siria y en toda la región en 2015.

Hoff dijo que la OMS había enviado más de 13,5 millones de tratamientos de medicinas y suministros médicos en 2014, casi tres veces más que el año anterior.

Pero los problemas crecen a un ritmo incluso mayor, dijo Hoff, y el acceso al agua potable y la pobreza extrema dificultan la crisis sanitaria: "Las necesidades que existen son imposibles de creer".