Mundo

UE nombra a nuevo Consejo Europeo; amenazan con más sanciones para Rusia

Líderes europeos escogieron a Donald Tusk, como nuevo presidente del Consejo Europeo y a la ministra de Relaciones Exteriores de Italia, Federica Mogherini, como la nueva jefa de Política Exterior del bloque.
Reuters
30 agosto 2014 15:9 Última actualización 30 agosto 2014 15:9
Donald Tusk, nuevo presidente del Consejo Europeo. (Reuters)

Donald Tusk, nuevo presidente del Consejo Europeo. (Reuters)

Los líderes de la Unión Europea escogieron el sábado al primer ministro polaco, Donald Tusk, como nuevo presidente del Consejo Europeo y a la ministra de Relaciones Exteriores de Italia, Federica Mogherini, como la nueva jefa de Política Exterior del bloque, dijo el presidente saliente de la entidad, Herman Van Rompuy.

"El Consejo Europeo ha elegido al primer ministro Donald Tusk como el próximo presidente del Consejo y Cumbres Europeas", afirmó Van Rompuy en un mensaje en el sitio de microblogs Twitter.

"El Consejo Europeo ha designado a la ministra de Relaciones Exteriores Federica Mogherini como la próxima Alta Representante de la Unión Europea", agregó.

En una cumbre en Bruselas en que se otorgó uno de los principales cargos de la Unión Europea al primer ministro de Polonia, altos funcionarios del bloque dieron una cálida bienvenida al asediado presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y garantías de un mayor apoyo económico, entre otras cosas.

Las divisiones entre los 28 países que integran la Unión Europea han dificultado las acciones contra Moscú y un borrador de un documento final del sábado indicó que sólo pedirán al brazo ejecutivo del bloque que prepare "con urgencia" más opciones para nuevas sanciones.

Poroshenko, que advirtió que un fracaso en los intentos en los próximos días por acabar con los enfrentamientos entre tropas y rebeldes rusos en el este de Ucrania podría llevar a una "guerra a gran escala", dijo que los líderes europeos acordaron que las nuevas sanciones serían condicionales del funcionamiento de su plan de paz.

El presidente francés, François Hollande, enfatizó que el hecho de que Rusia no haya revertido el flujo de armas y tropas hacia el este de Ucrania obligaría al bloque a imponer nuevas medidas económicas.

"¿Vamos a dejar que la situación empeore hasta que lleve a una guerra?", dijo Hollande en una conferencia de prensa. "Porque ese es el riesgo hoy. No hay tiempo que perder", agregó.

"GUERRA CONTRA EUROPA"

La presidenta de Lituania y abierta crítica de Vladimir Putin, Dalia Grybauskaite, llamó a entregar con urgencia suministros militares a Kiev y a un endurecimiento del embargo de armas contra Rusia.

Grybauskaite dijo que al atacar a Ucrania, Moscú estaba "en un estado de guerra contra Europa".

Pero los grandes países occidentales temen dañar a sus propias economías a través de sanciones. Entre ellos figuran Alemania, Gran Bretaña y Francia, así como también Italia, que depende fuertemente del gas ruso.

Poroshenko denunció la incursión la semana pasada de miles de tropas rusas con cientos de vehículos blindados y dijo que espera que la cumbre ordene a la Comisión Europea a que prepare una nueva ronda de sanciones.

Pero, al igual que el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, usó su conferencia de prensa conjunta para enfatizar la importancia de hallar una solución política a una crisis de la que Putin culpa a los intentos de Kiev por apartar al ex estado soviético de la influencia de Moscú y en favor de una alianza con la Unión Europea y la OTAN.

Las designaciones de Tusk y Mogherini equilibran los intereses de las facciones de izquierda y derecha en el bloque, los estados del este y oeste, norte y sur de Europa, y satisfacen cierta presión para que más mujeres ocupen cargos de alto rango en la Unión Europea.

Con Tusk, un conservador del este que reemplazará al belga Herman Van Rompuy, la ministra italiana de Relaciones Exteriores, Federica Mogherini, de centro izquierda, sucederá a la británica Catherine Ashton como jefa de Política Exterior del bloque.