Mundo

UE activa cláusula de defensa colectiva a favor de Francia

Es la primera vez que la cláusula se activa desde su adopción en el Tratado de Lisboay regula el funcionamiento de la mancomunidad europea; con ello los demás Estados miembros deben prestar ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance.
Notimex
17 noviembre 2015 8:35 Última actualización 17 noviembre 2015 8:35
Negociaciones de Grecia con la Unión Euopea

Negociaciones de Grecia con la Unión Euopea. (Bloomberg)

BRUSELAS. La Unión Europea (UE) aceptó la petición de Francia de activar la cláusula de defensa colectiva para ayudar al país tras los atentados terroristas cometidos en París el pasado viernes.

“Hoy Francia pide la ayuda y asistencia de toda Europa, y toda Europa, unida, responde sí“, anunció en rueda de prensa la jefa del Servicio Exterior de la UE, Federica Mogherini, luego de un consejo de ministros de Defensa de los Veintiocho.

Es la primera vez que la cláusula se activa desde su adopción en el Tratado de Lisboa, que regula el funcionamiento de la mancomunidad europea.

Para el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, se trata de “un acto político de enorme envergadura“.

El artículo fija que “si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio, los demás Estados miembros tendrán la obligación de prestarle ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance“.

“Cada país ha dicho que va a ayudar y va a asistir de una manera o de otra, sea en el teatro de operaciones en Oriente Próximo o en otro“, dijo Le Drian.

Los medios concretos serán decididos en negociaciones bilaterales, que tendrán inicio “en las próximas horas“.

Mogherini afirmó que el múltiple atentado en París constituye “un ataque a la civilización“, y subrayó la importancia de encontrar una solución política al conflicto en Síria, que permita erradicar al grupo extremista Estado Islámico, responsable de los hechos.

La víspera, los ministros europeos de Asuntos Exteriores coincidieron en la necesidad de reforzar la cooperación policial y judicial entre sus países ante la amenaza terrorista.

Especialmente la que representan los ciudadanos europeos que regresan al continente luego de combatir junto a grupos extremistas en Siria.

Al menos tres de los terroristas ya identificados eran europeos que habían combatido en Siria.