Mundo

Ucrania, un día después de jornada violenta

Después de que la capital viviera la jornada más violenta desde que comenzaron las protestas, el presidente acusó a la oposición de pretender tomar el poder por la fuerza. La UE y la ONU condenaron los hechos que dejaron al menos 25 muertos y cientos de heridos.
Agencias
19 febrero 2014 8:56 Última actualización 19 febrero 2014 9:29
Protestas en Kiev

Cuando los combates disminuyeron, la plaza quedó como un campo de batalla con el suelo carbonizado por bombas molotov (Reuters)

KIEV.- El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, acusó a los líderes de la oposición pro europeos de tratar de tomar el poder por la fuerza, esto después de la jornada más violenta que ha vivido Ucrania en los últimos años, que dejó al menos 25 personas muertas y cientos de heridos.

En un comunicado difundido la madrugada del miércoles, Yanukovich dijo que se había abstenido de recurrir a la fuerza desde el comienzo de los disturbios, pero que estaba siendo presionado por sus "asesores" a adoptar una línea más dura, por lo que exhortó a todos los manifestantes a alejarse de los grupos radicales o se daría un trato diferente.

"Sin ningún mandato del pueblo, ilegalmente y en una violación de la Constitución de Ucrania, estos políticos -si se puede usar ese término- han recurrido a la matanza, a los incendios provocados y a los asesinatos para tratar de tomar el poder", dijo el presidente.

Yanukovich, que declaró día de luto por los muertos, reconoció que se ha pagado un precio alto por aquellos que quieren hacerse del poder, y para no elevarlo aún más, llamó a la oposición a sentarse a negociar.

El portavoz del presidente ruso Vladimir Putin insistió en que el Kremlin se ha aferrado a la no intervención en Ucrania, ambos mandatarios se comunicaron vía telefónica durante la noche y calificaron los eventos como un intento de golpe de estado, dijo el Kremlin.

Moscú anunció el lunes la reanudación de la ayuda a Kiev, que había estado interrumpida, al inyectar 2 millones de dólares en efectivo horas antes de que comenzara la represión.

REACCIONES DEL MUNDO

Los líderes de la Unión Europea convocaron a una reunión extraordinaria y evaluarán imponer sanciones contra los responsables de la represión de los manifestantes que han ocupado el centro de Kiev por casi tres meses desde que Yanukovich rechazó un acuerdo comercial con la UE y aceptó un plan de rescate de Rusia por 15 mil millones de dólares.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó "enérgicamente" las muertes ocasionadas por los disturbios en Kiev, e instó a ambas partes a actuar para encontrar una solución pacífica a la crisis.

Pillay exigió que se investiguen de manera independiente los hechos, para así establecer responsabilidades y asegurar la rendición de cuentas por los enfrentamientos mortales.

El Papa Francisco expresó su preocupación por los ocurrido en los últimos días en Ucrania. "Aseguro mi cercanía al pueblo ucraniano y rezo por las víctimas de las violencias, por sus familiares y por los heridos", dijo al término de su audiencia general del miércoles.

“Invito a todas las partes a cesar toda acción violenta y buscar la concordia y la paz en el país".

Con información de Reuters y Notimex