Mundo

Ucrania tiene evidencia de que misil que derribó avión provino de Rusia

El portavoz del Consejo de Seguridad de Ucrania afirmó que cuentan con evidencia de que el misil que derribó el avión de Malaysia Airlines fue disparado por separatistas rusos que recibieron armamento y asesoría del gobierno ruso; especialistas internacionales ya están llegando a la zona donde cayó el avión.
Reuters
21 julio 2014 10:38 Última actualización 21 julio 2014 10:38
Ucrania avión

Mientras Ucrania dice tener pruebas de que misil que derribó avión proviene de Rusia, especialistas internacionales están llegando a la zona donde cayó. (Reuters)

KIEV. Andriy Lysenki, portavoz del Consejo de Seguridad de Ucrania dijo que Kiev tenía evidencia de que el misil que derribó un avión de pasajeros malayo la semana pasada provino de Rusia, que ha negado la acusación.

"Hay evidencia de que el misil que impactó al avión fue disparado por terroristas que recibieron armas y asesoría de especialistas de la Federación Rusa", dijo Lysenko en una conferencia de prensa.

"Para negar esta tragedia, ellos (los rusos) están preparando muchas fotos y mapas. Nosotros examinaremos cualquier imagen u otros planes producidos por el bando ruso", sostuvo.

Mientras tanto en Donetsk, volvió a convertirse en escenario de combates mientras investigadores comenzaban a examinar los cuerpos de las víctimas del vuelo MH17.

Los inspectores internacionales obtuvieron acceso a los restos de cientos de víctimas que eran mantenidos en vagones de ferrocarril refrigerados cerca del sitio donde se estrelló el avión, pero los gobiernos manifestaron preocupación respecto a un acceso más amplio al área en poder de rebeldes.

Y aunque el gobierno de Kiev negó haber enviado al ejército a la zona, alegando que pequeños grupos pro-ucranianos "auto organizados" estaban combatiendo a los rebeldes en la ciudad.

Tres personas murieron en enfrentamientos cerca de la estación de ferrocarril y cerca del aeropuerto fuera de Donetsk, dijeron funcionarios de salud.

Al mismo tiempo, los primeros investigadores internacionales llegaron este lunes a territorio rebelde, donde ya se encontraron 272 cuerpos y 66 restos humanos.

Estados Unidos y sus aliados señalan a los rebeldes prorrusos y a Moscú mismo por el derribo del avión, pero Rusia ha negado cualquier involucramiento y culpó a los militares ucranianos por el desastre.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, calificó como evidencia abrumadora de complicidad rusa en el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines y expresó su disgusto por el manejo "grotesco" de los cuerpos en el lugar del accidente.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que había conversado con Putin por primera vez sobre el desastre. Al menos 27 australianos viajaban en el vuelo desde Ámsterdam a Kuala Lumpur.

Abbott afirmó que hay un equipo de investigación australiano en Kiev, pero que aún no ha podido viajar al lugar del accidente.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo al Parlamento que la prioridad de su gobierno es recuperar e identificar los cuerpos de los pasajeros.

"Está claro que Rusia debe usar su influencia sobre los separatistas para mejorar la situación en terreno", afirmó Rutte.