Mundo

Ucrania busca gas para enfrentar el invierno sin combustible ruso

En los próximos meses, el país basará sus esperanzas en la Unión Europea, aun cuando el mismo organismo recibe 30% de su combustible de la exportadora rusa controlada por el Estado OAO Gazprom.
Bloomberg
01 mayo 2014 0:9 Última actualización 01 mayo 2014 5:0
gas

La UE es el único lugar donde podemos conseguir gas si Rusia corta el suministro, dijo Dmytro Marunych, co-presidente del Energy Strategies Fund de Kiev. (Reuters)

La primavera apenas ha comenzado en Ucrania y el país ya está pensando en el frío del invierno.

Como la nación está cerca de llegar a un conflicto con Rusia, el gobierno del primer ministro Arseniy Yatsenyuk está desesperado por asegurarse de que haya suficiente gas natural para calefaccionar los hogares y mantener las fábricas en funcionamiento durante el largo invierno ucraniano. Es una tarea ciclópea para un país que depende de su vecino más grande para cubrir la mitad de su consumo de gas.

En vista de que Vladimir Putin utiliza la energía para afirmar el poder ruso sobre su vecino, Ucrania se ha puesto a analizar sus opciones. Estas abarcan desde desarrollar los yacimientos de gas de esquisto y gastar miles de millones de dólares en modernizar industrias obsoletas que desperdician energía a construir una importante terminal en el Mar Negro, proyecto que llevaría varios años. En los próximos meses, Ucrania cifrará sus esperanzas en la Unión Europea, aun cuando la misma UE recibe el 30 por ciento de su combustible de la exportadora rusa controlada por el Estado OAO Gazprom y duda de ir contra los intereses rusos.

“La UE es el único lugar donde podemos conseguir gas si Rusia corta el suministro”, dijo Dmytro Marunych, co-presidente del Energy Strategies Fund de Kiev. A Ucrania le resultará difícil comprar todo el gas que necesita en los mercados europeos, agregó.

Eslovaquia, Polonia y Hungría, tres miembros de la UE que limitan con Ucrania, teóricamente podrían proveer 37.000 millones de metros cúbicos de gas anuales a través de sus gasoductos, más que los 25.800 millones que importó Ucrania de Rusia el año pasado, según NAK Naftogaz Ukrainy, el proveedor nacional de gas del país.

Abastecimiento suficiente

Hasta ahora Ucrania no ha llegado a un acuerdo para recibir un abastecimiento suficiente de Eslovaquia, que tiene la mayor capacidad de los tres países. Gazprom dijo que le pedirá a Ucrania que pague US$485 por 1.000 metros cúbicos en el segundo trimestre, más que el precio del mercado europeo. El gas de la UE costaría entre US$350 y US$400, indicaron varios funcionarios de la UE y Ucrania.

Entretanto, Ucrania comenzó a enviar la mayor cantidad posible desde Rusia para acumular existencias para el invierno: el país aumentó las importaciones a más de 110 millones de metros cúbicos diarios desde el 18 de abril, más del doble del promedio del año pasado en esta misma época, según el Ministerio de Energía de Rusia.

Esto podría terminarse en cualquier momento dado que Putin amenaza con cortar el suministro si Ucrania no paga las cuentas pendientes. Gazprom reclama más de US$2.200 millones en pagos atrasados y un adicional de US$11.400 millones por el gas que Naftotas se vio obligada a comprar conforme a una cláusula contractual que la obliga a adquirir una cantidad mínima del producto aun cuando la entrega no sea inmediata, arreglo que el gobierno ucraniano considera injusto.