Mundo

Ucrania bombardea a prorrusos en Donetsk

El gobierno de Kiev lanzó un ataque aéreo contra prorrusos que ocupaba el aeropuerto de Donetsk, en lo que sería la operación más visible de los militares ucranianos desde que comenzó una represión contra los insurgentes el mes pasado.
AP
26 mayo 2014 9:10 Última actualización 26 mayo 2014 9:42
Enfrentamientos en Ucrania

El gobierno de Kiev lanzó un ataque aéreo en el aeropuerto de Donetsk, ocupado por prorrusos. (Archivo/Reuters)

DONETSK, Ucrania.- El nuevo presidente electo de Ucrania prometió este lunes negociar el fin a la insurgencia prorrusa en el oriente del país, diciendo que está dispuesto a comenzar negociaciones con Moscú, mientras el gobierno de Kiev lanzó un ataque aéreo contra prorrusos que ocupaban un importante aeropuerto.

Rusia rápidamente dio la bienvenida al ofrecimiento de diálogo de Petro Poroshenko, lo que aumentó las esperanzas de que esta votación calme la prolongada crisis que ha alimentado las tensiones más grandes desde el fin de la Guerra Fría.

Sin embargo, el bombardeo contra los separatistas que tomaron el aeropuerto en la capital de Donetsk es la operación más visible de los militares ucranianos desde que comenzó una represión contra los insurgentes el mes pasado.

Observadores internacionales consideraron "genuina" la elección presidencial al señalar que se realizó de manera libre y justa.

Poroshenko, un empresario de los caramelos que es conocido por su pragmatismo, apoya los lazos fuertes con Europa pero también reconoce la importancia de subsanar las relaciones con Moscú.

Al declararse victorioso en la votación de este domingo, dijo que su primer paso como presidente será visitar la región industrial de Donbass, en el este del país, donde separatistas prorrusos han tomado edificios gubernamentales, declararon la independencia y se han enfrentado con tropas del gobierno durante semanas.

"La paz en el país y la paz en el oriente es mi principal prioridad", dijo el multimillonario empresario al señalar que pondrá fin a la criticada campaña del ejército para expulsar a los separatistas.

El domingo, Poroshenko se veía tranquilo cuando los sondeos mostraban que iba ganando la elección. Se conmovió cuando le preguntaron sobre la crisis en el oriente. "La operación antiterrorista no puede y no debe durar dos o tres meses. Debe y durará horas", declaró.

La operación militar ha causado la muerte de civiles y destruido propiedad, lo que ha disgustado a muchos habitantes, pero no ha logrado acabar con la rebelión.

El lunes en Donetsk, una importante cuidad del este ucraniano, se escuchaba fuego de artillería desde el aeropuerto. También sobrevolaban aviones y helicópteros de combate y se veía denso humo negro.

Con casi 75 por ciento de los votos contados el lunes, Poroshenko se encontraba en primer sitio con 54 por ciento de los sufragios; le seguía la ex primera ministra Yulia Timoshenko con un distante 13 por ciento, en una elección donde compitieron 21 candidatos.

Los rebeldes prometieron obstaculizar la elección en el este y menos de 20 por ciento de las casillas fueron abiertas luego de que hombres armados intimidaran a los residentes locales al destruir urnas, cerrar centros de votación y amenazar a la población. No obstante casi 60 por ciento de los 35.5 millones de personas con derecho a votar acudieron a las urnas, informó la comisión central electoral.