Mundo

Ucrania anuncia haber atacado vehículos rusos que ingresaron a su territorio

Ucrania dijo que destruyó una columna de camiones que entraron a su país, sin embargo Rusia descartó el hecho y lo calificó como fantasía.
Reuters 
15 agosto 2014 20:4 Última actualización 15 agosto 2014 20:4
Etiquetas
Convoy ayuda humanitaria

Ucrania anunció que no permitirá la entrada del convoy con ayuda humanitaria. Los camiones se encuentran a unos 340 kilómetros de la frontera. (Reuters)

KIEV.- Ucrania dijo el viernes que su artillería destruyó parte de una columna de vehículos militares rusos que ingresó a su territorio durante la madrugada y que sus fuerzas fueron atacadas por las de Moscú, en un hecho que apunta a una gran escalada militar entre las dos ex repúblicas soviéticas.

El Gobierno ruso negó que sus fuerzas hubieran cruzado hacia Ucrania, calificando el reporte de Kiev como "fantasía" y más bien expresó su preocupación acerca de la actividad de la OTAN, una alianza de defensa liderada por Estados Unidos, cerca de sus fronteras.

Moscú acusó a Kiev de tratar de sabotear la entrega de ayuda humanitaria hacia las zonas orientales desgarradas por los combates entre los separatistas ucranianos pro-rusos y el gobierno apoyado por Occidente del ex aliado de Rusia.

En una llamada telefónica al secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, su par Sergei Shoigu dijo que Moscú estaba "profundamente preocupado" por el aumento de la actividad de la OTAN y pidió un cese al fuego para que llegue la ayuda a Ucrania, según reportó la agencia estatal de noticias rusa RIA, que no especificó a qué movimientos de Occidente se refería.

Por su parte, el Pentágono dijo en un comunicado que Hagel buscó claridad sobre el convoy ruso durante la conversación y que le garantizaron que no tenía personal militar ruso y que no sería usado como pretexto para intervenir en Ucrania.

La OTAN dijo que había habido una incursión rusa en Ucrania, que no es miembro de su pacto de defensa mutua, pero evitó calificarlo como una invasión. Otras capitales europeas acusaron al Kremlin de una escalada de un conflicto que ha revivido animosidades de la época de la Guerra Fría y golpeado a las atribuladas economía de la región.

En Washington, la Casa Blanca dijo que no podía confirmar que una caravana militar rusa cruzó la frontera y advirtió a Moscú que cualquier intervención en Ucrania sin autorización de Kiev es inaceptable.