Mundo

Turquía remueve a 20 alcaldes por supuestos vínculos con militantes kurdos

La acción generó focos de protesta en las volátiles zonas fronterizas con Siria e Irak, donde la policía disparó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.
Redacción
11 septiembre 2016 11:26 Última actualización 11 septiembre 2016 11:33
Etiquetas
Turquía

Turquía

DIYARBAKIR, Turquía.- Turquía nombró el domingo nuevos administradores en una veintena de municipios kurdos tras remover a los alcaldes electos por sus supuestos vínculos con grupos militantes, lo que generó focos de protesta en las volátiles zonas fronterizas con Siria e Irak.

La policía disparó cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes congregados en las afueras de los edificios del gobierno local en Suruc, en la frontera siria, mientras los nuevos administradores asumían sus cargos, dijeron fuentes de seguridad. Protestas más pequeñas se produjeron en otros lugares de la ciudad.

También hubo disturbios en la ciudad de Diyarbarkir y en la provincia de Hakkari, cerca de la frontera con Irak, donde la policía entró en el edificio municipal y desplegó una gran bandera roja de Turquía, sacando las banderas blancas del gobierno local que flameaban con anterioridad.


 
El presidente Tayyip Erdogan dijo esta semana que la campaña contra los militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que han librado una insurgencia de tres décadas por la autonomía kurda, es ahora más importante que nunca para Turquía.

Los 24 municipios eran dirigidos por el opositor Partido Democrático de los Pueblos (HDP), una agrupación prokurda que es la tercera más grande en el Parlamento y que niega los lazos directos con los grupos militantes. El partido calificó la medida como un "golpe de estado administrativo".

"Ningún estado democrático puede o permitirá a alcaldes y diputados utilizar los recursos del municipio para financiar organizaciones terroristas", dijo en Twitter el ministro de Justicia, Bekir Bozdag. "Ser un funcionario electo no es una licencia para cometer delitos".

La batalla que libra Turquía contra el PKK se intensificó después del calapso de un alto el fuego el año pasado, en medio de intentos de grupos kurdos por aprovechar la guerra en Siria para ganar terreno en la frontera turca.

En un mensaje con motivo de la festividad musulmana del Eid al Adha, Erdogan dijo que el PKK ha estado tratando de aumentar los ataques desde un fallido golpe militar en su contra en julio y que su objetivo es interrumpir las operaciones militares turcas en Siria.