Mundo

Turquía culpa a militantes kurdos de ataque en Ankara

El primer ministro turco dijo que el ataque era una clara muestra de que el YPG, una milicia siria kurda que ha estado apoyada por Estados Unidos en el combate contra Estado Islámico en el norte de Siria, era una organización terrorista.
Reuters
18 febrero 2016 7:40 Última actualización 18 febrero 2016 7:40
Turquía

(Reuters)

ANKARA/ESTAMBUL.- El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, culpó a combatientes de la milicia siria kurda que trabajan con militantes kurdos dentro de Turquía de un ataque con coche bomba que dejó 28 muertos en la capital Ankara, y prometió represalias tanto en Siria como en Irak.

Un auto cargado con explosivos detonó cerca de autobuses militares mientras esperaban en semáforos cerca del cuartel general del Ejército, el Parlamento y edificios del gobierno turco en el corazón administrativo de Ankara.

Davutoglu dijo que el ataque era una clara muestra de que el YPG, una milicia siria kurda que ha estado apoyada por Estados Unidos en el combate contra Estado Islámico en el norte de Siria, era una organización terrorista y que Turquía, que es miembro de la OTAN, esperaba cooperación de sus aliados para combatir al grupo.

Pocas horas más tarde, aviones de guerra turcos bombardearon bases en el norte de Irak del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha llevado adelante una insurgencia de tres décadas contra el Estado turco y al que Davutoglu acusó de colaborar en el ataque con coche bomba de Ankara.

Las fuerzas armadas de Turquía continuarán los bombardeos de los últimos días sobre posiciones de YPG en el norte de Siria, dijo Davutoglu, prometiendo que los responsables "pagarán el precio".

"El ataque de ayer estuvo dirigido directamente contra Turquía y el perpetrador es el YPG y la divisiva organización terrorista PKK. Se tomarán todas las medidas necesarias en su contra", dijo Davutoglu en un discurso televisado.

El presidente Tayyip Erdogan también dijo que las primeras investigaciones sugerían que la milicia siria kurda y el PKK estaban detrás del ataque y dijo que 14 personas habían sido detenidas.

El brazo armado del YPG negó estar involucrado en el ataque con bomba, mientras un miembro de alto nivel del PKK dijo que no sabía quién era el responsable. El ataque fue el último de una serie de bombardeos ocurridos el último año, en su mayoría atribuidos a militantes de Estado Islámico.