Mundo

Trump y Clinton están en guerra en Twitter

El magnate atacó a la demócrata, al burlarse por el apoyo del presidente Barack Obama hacia la virtual candidata presidencial. Hillary le respondió el mensaje que se retuiteó 130 mil veces en una hora. 
AP
09 junio 2016 18:31 Última actualización 09 junio 2016 18:32
ME Hillary Trump

ME Hillary Trump

WASHINGTON.- Por primera vez, Donald Trump y Hillary Clinton están en plena guerra en Twitter.

Trump inició la pelea al burlarse del respaldo que el presidente Barack Obama ofreció a la virtual nominada demócrata.

"Obama acaba de respaldar a la deshonesta Hillary. Quiere cuatro años más de Obama, ¡pero nadie más lo quiere!", tuiteó Trump.

La campaña de Clinton respondió con una provocación común: "Borra tu cuenta".

El mensaje rápidamente se volvió viral al ser retuiteado 130 mil veces en aproximadamente una hora. Fue un hito para la campaña al ser el tuit más compartido de Clinton.

"Borra tu cuenta" es una broma típica en la red social, con frecuencia utilizada cuando alguien no logró ser gracioso.

Trump, conocido por sus comentarios insolentes en la red social, atacó con su propia misiva.

"¿Cuánto tiempo le tomó a tu equipo de 823 personas pensar en eso y dónde están los 33 mil emails que borraste?", escribió.

Esto fue en referencia al escándalo de Clinton relacionado con los correos electrónicos y con el hecho de que el equipo de campaña de Trump se ve empequeñecido ante el ejército que ella tiene en Brooklyn.

El intercambio de tuits provocó reacciones en todo el espectro político.

"Si alguien sabe cómo utilizar la tecla de suprimir eres tú", respondió Reince Priebus, director del Comité Nacional Republicano en referencia a los mensajes que Clinton borró del servidor privado que utilizó para su correspondencia del Departamento de Estado.

El exrepresentante de Nueva York, Anthony Weiner, también participó al tuitear: "Demasiado tarde para algunos de nosotros". Weiner renunció a su escaño en el Congreso después de que mensajes de tono erótico enviados por la red social se volvieran públicos.

Cuando Clinton anunció en marzo de 2015 que había entregado 55.000 páginas de emails al Departamento de Estado para su difusión pública, también dijo que "opté por no quedarme con mis emails privados, personales".

La supresión de más de 32 mil emails de su servidor privado no eliminó por completo todos los registros. El FBI reportó el lunes a la corte que la información recuperada del servidor es considerada como evidencia en la investigación de la agencia al servidor de Clinton.

Trump tiene 8.76 millones de seguidores comparados con los 6.6 de Clinton.

Todas las notas MUNDO
"Dreamer" responderá en español a discurso de Trump en el Congreso
Senado de EU confirma a Wilbur Ross como secretario de Comercio
Trump analiza plan del Pentágono para luchar contra ISIS
George W. Bush critica los ataques de Trump contra la prensa
Trump propone aumento de 54 mil mdd en presupuesto militar
EU dice decreto de Trump no socavará acuerdos de transferencias de datos con UE
OMS urge a hallar nuevos antibióticos para 12 'superbacterias'
Asesinato de Kim Jong- nam fue organizado por ministerios norcoreanos: Corea del Sur
UE endurece sanciones a Corea del Norte tras prueba nuclear
Beijing envía a diplomático de alto rango ante Trump
Ellos son los que han salido del equipo de Trump... hasta ahora
Neoyorquinos marchan para apoyar a la prensa en EU
Trump no asistirá a cena de corresponsales en la Casa Blanca
Bilden retira candidatura para secretario de Marina de EU
Presupuesto de Trump no contempla recortes a beneficios: Mnuchin
EU prohíbe el ingreso de un sirio nominado al Oscar
Prostitución, la vida de los niños inmigrantes en Serbia
Conservadores y socialdemócratas empatados en elecciones en Alemania
Incendio en China deja 10 muertos
Un auto arremete contra peatones en Alemania
Tom Perez, nuevo líder de los demócratas en EU
La fiesta más antigua de Río entra en su apogeo
New York Times emitirá comercial contra el veto a periodistas
Congresista de EU pide fiscal especial para investigar a Rusia
La relación que quiere Trump con Rusia