Mundo

Aislamiento de Catar sería el "principio del fin" del terrorismo: Trump

El presidente estadounidense dijo que en su visita en Medio Oriente habló sobre el financiamiento a la ideología radical, luego los dirigentes apuntaron a Catar y rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con el pequeño emirato.
AFP
06 junio 2017 8:19 Última actualización 06 junio 2017 9:31
Donald Trump

(Reuters)

WASHINGTON.- El presidente estadounidense Donald Trump estimó que el aislamiento de Catar marcará "posiblemente el principio del fin del horror del terrorismo", indicando que "todos los elementos apuntan hacia Catar" en el financiamiento del extremismo islamista.

Los países del Golfo advirtieron "que adoptarán una línea dura contra el financiamiento del extremismo y todos los elementos apuntan hacia Catar", escribió Trump en su cuenta de Twitter. "Posiblemente esto será el principio del fin del horror del terrorismo", añadió.

También vinculó sus recientes declaraciones en Medio Oriente contra el islamismo radical con la decisión de los países de la región de aislar a Catar, acusado de financiar el terrorismo.

"Durante mi reciente viaje a Medio Oriente afirmé que el financiamiento de la ideología radical debía cesar. Los dirigentes apuntaron a Catar - y miren!".

El lunes, Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Egipto y las Maldivas rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con el pequeño emirato de Catar, acusado de "apoyar el terrorismo".

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson exhortó de inmediato a los países del Golfo a permanecer "unidos", pero el tuit presidencial parece apoyar la decisión de aislar a Catar.

En Catar se ubica la base aérea estadounidense más grande de la región, sede del comando militar norteamericano encargado de Medio Oriente, y donde están estacionados unos 10 mil de sus soldados.

Esta base es crucial para la lucha contra ISIS en Siria e Irak impulsada por la coalición internacional que encabeza Estados Unidos y en la cual Doha está integrada.

Catar es acusada por sus detractores de mantener vínculos con las redes yihadistas de Al Qaeda y del grupo ISIS, así como con los Hermanos Musulmanes, un grupo calificado como "terrorista" por algunos países árabes.