Mundo

Trump tiene 5 puntos de ventaja en Ohio, según encuesta de Bloomberg

El candidato republicano está haciendo un gran esfuerzo por seducir a los votantes de clase obrera en uno de los estados clave criticando a Hillary Clinton por haber apoyado tratados de comercio y prometiendo repatriar las empresas y regenerar los empleos perdidos.
Bloomberg
14 septiembre 2016 11:9 Última actualización 14 septiembre 2016 11:38
Donald Trump

(Reuters)

Donald Trump supera a Hillary Clinton por 5 puntos porcentuales en una encuesta de Bloomberg Politics en Ohio, una brecha que subraya los desafíos para la demócrata en los estados fundamentales del llamado “Cinturón del óxido” tras atravesar uno de los momentos más duros de su campaña.

El candidato republicano aventaja a Clinton por 48 por ciento a 43 por ciento entre quienes probablemente vayan a votar en una disputa entre los dos y por 44 por ciento a 39 por ciento si se incluye a otros candidatos.

La encuesta se realizó entre el viernes y el lunes, mientras llovían críticas contra Clinton por decir que la mitad de los simpatizantes de Trump eran un “canasto de los deplorables” y resurgía la preocupación por su salud después que un video la mostró tambaleándose al abandonar una conmemoración del 11 de septiembre con lo que, según afirmó su equipo de campaña, se trataba de un brote de neumonía.

El desempeño de Trump en la encuesta —que lo mostró fuerte entre los hombres, los independientes y las familias sindicalizadas— es mejor que en otras encuestas en el estado.

Resulta un golpe para Clinton, que venía de disfrutar ventajas en las encuestas nacionales y en la mayoría de los estados más peleados en agosto hasta que la contienda se hizo más reñida en septiembre, cuando más votantes republicanos se unieron en torno a Trump.

“Estoy harto de que los políticos hagan carrera en el poder y nada haya cambiado”, dijo Darren Roberts, de 45 años, empleado de mantenimiento de instalaciones y reparación de casas que vive en Columbus y se considera independiente. “No me gustan todas sus políticas, pero las de Hillary Clinton no me gustan nada”.

Escepticismo

La encuesta muestra que la gran mayoría de los que probablemente vayan a votar en Ohio, el 57 por ciento, se muestra escéptica respecto a acuerdos de comercio como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), apoyado por el marido de Clinton cuando era presidente y explotado por Trump para sacar rédito político.

Uno de cada cinco afirma que acuerdos como esos ayudan a aumentar las exportaciones y el empleo, y el 23 por ciento no está seguro. Más de cuatro de cada diez simpatizantes de Clinton consideran que el TCLAN es perjudicial, frente a siete de cada diez partidarios de Trump.

Trump está haciendo un gran esfuerzo por seducir a los votantes de clase obrera en Ohio criticando a Clinton por haber apoyado tratados de comercio anteriormente y prometiendo repatriar las empresas y regenerar los empleos perdidos.

Ohio perdió 111 mil 400 empleos industriales durante los últimos diez años, la tercera merma más grande en Estados Unidos, muestran datos federales.

Más de la mitad de los que probablemente vayan a votar, el 57 por ciento, afirma que le molesta mucho que Trump se haya burlado de la discapacidad física de un periodista, el mayor nivel de desagrado entre tres problemas para Trump que se evaluaron.

Casi cuatro de cada diez dicen que les molesta mucho que Trump no haya divulgado sus declaraciones de impuestos, y el 40 por ciento sostiene lo mismo sobre el aporte ilegal de su fundación de caridad a la agrupación política de la fiscal general de Florida después que esta decidió no investigar acusaciones de fraude contra Trump University.

Trump pagó una multa al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y reembolsó a la fundación, dijo su empresa.

En el caso de Clinton, tres polémicas, todas de la época en la que era secretaria de Estado, llevaron a más de la mitad de los que probablemente vayan a votar a decir que les molestaban mucho: cómo manejó los atentados en Bengasi que mataron a cuatro estadounidenses (59 por ciento); que usara un servidor de e-mail privado, actitud criticada por el director del FBI, que la calificó de “extremadamente descuidada” (57 por ciento); y que la fundación de su familia aceptara dinero de Gobiernos extranjeros (53 por ciento).