Mundo

Trump se reúne con el presidente ucraniano y refuerza sanciones contra Rusia

Las nuevas sanciones afectan a 38 individuos y entidades en Ucrania, así como a dos altos funcionarios rusos y a una docena de individuos y organizaciones que operan en Crimea.
AFP
20 junio 2017 14:14 Última actualización 20 junio 2017 14:16
Donald Trumpy Petro Poroshenko

Los presidentes de Ucrania y Estados Unidos, Petro Poroshenko y Donald Trump. (Reuters)

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió en la Casa Blanca a su homólogo ucraniano en el mismo momento en que su administración anunciaba el fortalecimiento de las sanciones contra Rusia por su apoyo a los separatistas en Ucrania.

"Es un gran honor estar con el presidente (Petro) Poroshenko", declaró el presidente estadounidense desde el Salón Oval, en presencia de este último y del vicepresidente Mike Pence. "Hemos tenido un muy buen diálogo", señaló, cuando faltan unos pocas semanas para la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, durante la cual podría encontrarse por primera vez con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

Ucrania padece desde 2014 un conflicto armado entre separatistas pro-rusos en el este del país y las fuerzas de Kiev, que ha dejado más de 10 mil muertos. Estados Unidos y sus aliados europeos, que impusieron sanciones a Rusia, reclaman la aplicación de los acuerdos de paz de Minsk firmados en 2015 y que tenían el propósito de instaurar una tregua.

Poroshenko, quien insistió en que Estados Unidos es un "aliado" de Ucrania, logró con este encuentro un éxito diplomático: el Ejecutivo estadounidense había anunciado inicialmente solo una reunión con el vicepresidente Mike Pence.

Según el presidente ucraniano, que en la tarde se reunirá con el secretario de Defensa, Jim Mattis, la discusión incluyó la cooperación militar entre los dos países.

Las nuevas sanciones anunciadas por Washington afectan a 38 individuos y entidades en Ucrania, así como a dos altos funcionarios rusos y a una docena de individuos y organizaciones que operan en Crimea.

Tienen el propósito de "mantener la presión sobre Rusia y encontrar una solución diplomática", explicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Rusia reaccionó inmediatamente a esos anuncios y prometió medidas de represalia.

Criticando "la política destructiva de Washington", el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, citado por la agencia RIA Novosti, aseguró que esas sanciones no tendrán "ningún impacto negativo" en el país.

Según el departamento del Tesoro estadounidense, las sanciones vinculadas a la situación en el este de Ucrania seguirán en vigor "hasta que Rusia cumpla sus obligaciones con los acuerdos de Minsk". "Las sanciones estadounidenses relacionadas con Crimea no serán levantadas hasta que Rusia ponga fin a la ocupación de la península", agregó la misma fuente.

Entre las personas incluidas en la lista negra que bloquea sus eventuales haberes en Estados Unidos y prohíbe cualquier relación comercial con ellos, figuran una veintena de separatistas ucranianos. Tienen cargos de responsabilidad en los Estados secesionistas de Crimea, "la República popular de Donetsk" alrededor de la ciudad del mismo nombre y "la República Popular de Lugansk".

Entre ellos está el director de servicios penitenciarios de la llamada República de Crimea y su fiscal, pero también el ministro del Interior y de Seguridad de la "República de Lugansk". Un alto funcionario de los Servicios de Migración rusos en Crimea también está en la lista.

Dos organizaciones paramilitares y sus dirigentes, entre ellos PMC Wagner, que recluta soldados para combatir junto a los separatistas en Ucrania, y Wolf Holding of Security Structures, que entrena en artes marciales y técnicas militares también fueron sancionadas. En la lista también hay seis bancos de Crimea.