Mundo

Estas son algunas guías sobre la política exterior de Trump

El magnate ofreció quitar las sanciones a Rusia a cambio de un acuerdo de reducción de armas nucleares; celebró el Brexit y criticó la postura de la canciller alemana de abrir las fronteras a refugiados sirios, en entrevistas difundidas este domingo.
Agencias 
15 enero 2017 21:11 Última actualización 15 enero 2017 22:32
Donald Trump

(Reuters)

LONDRES.- Mano tendida a Rusia, respaldo entusiasta al Brexit y críticas contra Angela Merkel, la OTAN y la UE: el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no anduvo con medias tintas en materia de política exterior cinco días antes de llegar a la Casa Blanca.

En una entrevista de una hora con el diario alemán Bild y el Times de Londres, realizada en la Torre Trump de Nueva York, el futuro presidente de la superpotencia distribuyó puntos y adelantó algunas de sus movidas en el ajedrez internacional sin alejarse de su habitual estilo poco diplomático.

El presidente electo de Estados Unidos aseguró a The Times que ofrecerá finalizar sanciones contra Rusia a cambio de un acuerdo de reducción de armas nucleares con el mandatario ruso Vladimir Putin.

Dijo que él quería una "reducción muy sustancial" en los arsenales de armas nucleares de las dos mayores potencias, Estados Unidos y Rusia.

Trump también criticó a Rusia por su intervención en la guerra civil siria, describiéndola como "una cosa muy mala" que condujo a una "terrible situación humanitaria", dijo The Times.

El mandatario electo de EU sostuvo que designará a Jared Kushner, su yerno, para que negocie un acuerdo de paz de Oriente Medio, instó a Gran Bretaña a vetar cualquier nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU crítica de Israel y repitió sus cuestionamientos al manejo que hizo el presidente Barack Obama del acuerdo nuclear con Irán.






Las señales también fueron positivas hacia Gran Bretaña. Trump pronosticó que el Brexit sería un "éxito" y anunció que quería concluir "rápidamente" un acuerdo comercial con Reino Unido.

"Vamos a trabajar muy duro para alcanzarlo (este acuerdo) rápidamente y con todo en regla", declaró el magnate, añadiendo que un pacto así sería "bueno para ambas partes".

Trump anunció que se reunirá "muy rápidamente", tras su investidura el próximo viernes, con la primera ministra británica Theresa May.

Reveló que ella le había escrito solicitándole una entrevista y que le había enviado de regalo una copia del discurso de Winston Churchill al pueblo americano tras el ataque japonés contra Pearl Harbour.

Sus declaraciones se contradicen con las de su predecesor Barack Obama, que advirtió al Reino Unido que sería el último de los socios con quien concluiría un acuerdo si dejaba la UE.

Trump consideró además tras Gran Bretaña "otros países dejarán" el bloque, siguiendo el ejemplo de Londres, según él por culpa de la crisis migratoria.

"Creo que la gente quiere (..) su propia identidad, así que si me pregunta (...) creo que otros (países) dejarán" el bloque, vaticinó el magnate.

El futuro mandatario arremetió contra la política de la canciller alemana Angela Merkel de abrir las fronteras de su país a los refugiados.

"Creo que cometió un error catastrófico y que fue acoger a todos estos migrantes ilegales, acoger a toda esta gente viniera de donde viniera", declaró Trump, añadiendo sin embargo que siente "gran respeto" por la canciller.

Y Trump volvió a arremeter contra la OTAN, al calificar de "obsoleta" la organización y reprochar a sus Estados miembros no pagar su parte de la defensa común.

"La OTAN tiene problemas, está obsoleta en primer lugar porque fue creada hace muchos y muchos años" y "porque no se ocupó del terrorismo", juzgó Trump, asegurando sin embargo que la Alianza Atlántica seguía siendo para él "muy importante".

Según él, los países miembros "no pagan lo que deberían". Pocos países de la Alianza atlántica alcanzan el nivel de 2% de su PBI en gasto militar, objetivo marcado por la OTAN en 2014.

*Con información de AFP y Reuters