Mundo

Trump pide deportar a ilegales "tan lejos como sea posible"

El senador por Texas, Ted Cruz, consideró que los republicanos perderán la elección presidencial del 2016, si ofrecen amnistía a los inmigrantes.
Agencias
10 noviembre 2015 23:4 Última actualización 10 noviembre 2015 23:4
Los candidatos al final del cuarto debate. (Reuters)

Los candidatos al final del cuarto debate. (Reuters)

MILWAUKEE.- El tema migratorio volvió a centrar el cuarto debate de los aspirantes republicanos a la Casa Blanca, celebrado en Milwaukee, con posiciones radicales como las del magnate, Donald Trump, quien insistió en la necesidad de deportar a “todos los ilegales tan lejos de Estados Unidos como sea necesario para que no regresen”, lo que el exgobernador de Florida, Jeb Bush, consideró sencillamente imposible de lograr.

En un intento por recuperar el terreno que el neurocirujano, Ben Carson, le ha arrebatado en las últimas encuestas como favorito hacia la elección interna, Trump recurrió al expresidente Dwight Eisenhower para volver a atacar a los migrantes ilegales. “El presidente Einsenhower, muy apreciado en Estados Unidos, deportó a un millón y medio de migrantes en una sabia decisión”, dijo.

Incluso se manifestó feliz por la resolución del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans que bloqueó la orden ejecutiva del presidente Barack Obama para evitar la deportación de unos cinco millones de ilegales. “Somos un país de leyes, necesitamos fronteras, tendremos un muro, el muro que construiremos”, aseguró.

Con una mayor presencia a la que ha tenido en los tres debates anteriores, Jeb Bush, quien ha seguido perdiendo popularidad pese a sus esfuerzos para atraer a los electores, respondió a Trump asegurando que lo que necesita Estados Unidos es facilitar la integración de todos aquellos que ya viven en el país de forma ilegal.

El senador por Texas, Ted Cruz, consideró que los republicanos perderán la elección presidencial del 2016, si ofrecen amnistía a los inmigrantes.

Los tres aspirantes que lideran la contienda hacia la candidatura, Trump, Carson y Rubio, se comprometieron durante el debate organizado por la cadena de televisión Fox Business News, a no aumentar el salario mínimo si llegan a la Casa Blanca.

El magnate explicó que aumentar el salario mínimo y más impuestos haría menos competitivo a Estados Unidos en cuanto al resto del mundo, mientras que el neurocirujano Carson consideró que cada vez que el salario se incrementa, el número de personas desempleadas también aumenta. En su intervención, la única mujer candidata, Carly Fiorina, planteó un plan de cinco puntos para impulsar la economía.