Mundo

Trump lleva 70 años sin preocuparse por la clase trabajadora: Obama

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que Donald Trump ha pasado la mayor parte de su vida tratando de mantenerse lejos de la gente trabajadora, "él no los va a dejar entrar a sus campos del golf".
Reuters
13 septiembre 2016 18:28 Última actualización 13 septiembre 2016 18:28
Obama. (reuters)

Obama. (reuters)

FILADELFIA.- Con Hillary Clinton fuera de la campaña por una neumonía, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, encabezó el martes la ofensiva de los demócratas contra el candidato republicano Donald Trump, tratando de reducir el atractivo que el magnate inmobiliario tiene entre los votantes de clase trabajadora.

Obama, que tiene una aprobación del 50 por ciento, trató de ayudar a mejorar las posibilidades de los candidatos demócratas para la elección presidencial del 8 de noviembre en un acto en Filadelfia, en el que apuntó directamente a Trump.

"Este señor ha pasado 70 años en este mundo sin preocuparse por la gente trabajadora. Ha pasado la mayor parte de su vida tratando de mantenerse lejos de la gente trabajadora. Él no los va a dejar entrar en sus campos de golf", dijo Obama.

La aparición de Obama fue la primera en un acto de campaña como único orador en representación de Clinton, en un intento de que los demócratas mantengan el control de la Casa Blanca una vez que en enero finalice su segundo mandato presidencial.

En una presentación en Des Moines, Trump se cuidó de no mencionar la enfermedad de Clinton, pero trató de sacar el máximo de provecho a comentarios de su rival, que dijo que sus seguidores eran "deplorables".

"Mientras mi rival los calumnia como deplorables e irredimibles, yo los llamo patriotas y esforzados trabajadores estadounidenses que aman a su país y quieren un mejor futuro para toda su gente", dijo Trump, quien trató de retratar a la ex primera dama como una persona que no está en contacto con los estadounidenses comunes.

Clinton había dicho en un discurso la semana pasada que los seguidores de Trump pertenecen a un "cesto de deplorables" y los acusó de racistas y homofóbicos. Posteriormente, lamentó haber hecho los comentarios.