Mundo

Trump elige a mujeres en la embajada de la ONU y secretaría de Educación

La gobernadora de California del Sur, Nikki Haley, fue designada como embajadora de Estados Unidos ante la ONU yBetsy DeVos como secretaria de Educación. Ambos cargos deben ser ratificados por el Senado.
AP
23 noviembre 2016 6:37 Última actualización 23 noviembre 2016 12:52
Nikki Haley

Nikki Haley criticó a Donald Trump durante la campaña. (AP)

WASHINGTON.- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, eligió a la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley como embajadora del país ante las Naciones Unidas.

También designó a Betsy DeVos, partidaria de las escuelas autónomas y donante republicana de Michigan como secretaria de Educación.

Las dos designaciones requieren la ratificación del Senado por ser puestos de gabinete.

Haley
 criticó abiertamente al republicano durante buena parte de la campaña presidencial, se convertiría en la primera mujer —y la primera que no es de raza blanca— en entrar al gobierno de Trump. Es la segunda asiática-estadounidense que funge como gobernadora en el país.

 No todos los presidentes han tratado el puesto de embajador ante la ONU como una posición más del gobierno, y los republicanos no suelen concederle ese estatus.

La nueva posición de Haley despejaría el camino para que su segundo, Henry McMaster, asuma el liderazgo en Carolina del Sur. McMaster fue uno de los primeros en respaldar a Trump, antes incluso de las primarias del estado el pasado febrero.

En ese momento, Haley hacía campaña por el senador por Florida Marco Rubio, antes de sumar sus fuerzas a las del senador por Texas Ted Cruz. A pesar de sus dudas sobre Trump, Haley se reunió con el presidente electo la semana pasada en la Torre Trump. Tras su encuentro, la gobernadora dijo que habían mantenido una conversación "muy agradable".

Sobre de DeVos, el presidente electo dijo que es una "promotora brillante y apasionada de la educación".

DeVos lidera el grupo American Federation for Children que promueve las escuelas autónomas con subsidios del estado.

Antes del anuncio de Trump, algunos conservadores se quejaron de que DeVos tiene vínculos con el establishment político.

DeVos, de 58 años, es una expresidenta del Partido Republicano en Michigan. Su esposo, Dick, es heredero de la fortuna Amway y expresidente de la empresa, especializada en la venta de productos de salid, belleza y para el cuidado del hogar.

Trump pasará Acción de Gracias con su familia en su finca Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida.