Putin, ni amigo ni enemigo; es un competidor: Trump
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Putin, ni amigo ni enemigo; es un competidor: Trump

COMPARTIR

···

Putin, ni amigo ni enemigo; es un competidor: Trump

El presidente estadounidense dijo que ante la crisis en Gran Bretaña y la reunión de la OTAN, el encuentro con su homólogo ruso 'podría ser el más fácil de todos ellos'.

10/07/2018
Actualización 10/07/2018 - 9:50
El presidente Donald Trump y su esposa Melania antes de viajar a Europa.

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que no podía decir si el presidente ruso, Vladimir Putin, es un amigo o un enemigo, pero que es un competidor, y que un encuentro con él podría ser la parte más fácil de una gira por Europa que incluirá una reunión con la OTAN y una visita a Reino Unido.

En declaraciones a periodistas en la Casa Blanca antes de emprender el viaje de una semana, Trump reiteró sus críticas a aliados de la OTAN por no gastar lo suficiente en defensa y mencionó las tensiones políticas en Reino Unido por los planes del Gobierno para el Brexit.

"Entonces tengo a la OTAN, tengo a Reino Unido, que está en medio de una agitación, y tengo a Putin. Francamente, Putin podría ser el más fácil de todos ellos. ¿Quién iba a pensarlo?", comentó Trump.

"Veremos cómo va", agregó sobre la cumbre que tendrá lugar el lunes en la capital finlandesa, Helsinki.

Al ser consultado si Putin es un amigo o un enemigo, respondió: "Realmente no puedo decirlo ahora. En lo que a mí respecta, es un competidor".

Los dos presidentes tuvieron encuentros breves al margen de cumbres internacionales el año pasado, pero se aplazaron los planes para una cumbre entre ambos en medio de la investigación estadounidense sobre la presunta complicidad de la campaña de Trump con el Gobierno ruso en las elecciones de 2016, que a la postre ganó Trump.

El fiscal especial Robert Mueller encabeza la investigación ques es calificada por el presidente como una “cacería de brujas”.

Incluso, Trump se ha hecho eco repetidamente de los argumentos del Kremlin sobre el tema, lo que contradice las conclusiones de las agencias de inteligencia estadounidenses y de casi todos los legisladores del Congreso, tanto demócratas como republicanos.