Mundo

Trump busca restricciones migratorias simplificadas: Kelly

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, justificó la primera orden migratoria de Trump, argumentando que estaba destinada a hacerles ver los problemas en materia migratoria que debían ser resueltos. 
AP
18 febrero 2017 14:39 Última actualización 18 febrero 2017 14:39
Kelly, el halcón.

Kelly, el halcón.

El presidente Donald Trump está trabajando en una versión "simplificada" de su decreto de restricciones migratorias para resolver las dificultades que causó su primera orden en los tribunales, aseguró el sábado el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly.

La orden ejecutiva de Trump buscó prohibir el ingreso a suelo norteamericano de personas procedentes de siete naciones predominantemente musulmanas.

Al hablar durante un panel sobre la lucha contra el terrorismo en el marco de la Conferencia de Seguridad en Múnich, Kelly dijo que la orden original de Trump buscaba una "pausa temporal" para permitirle "ver dónde hay brechas en nuestro sistema de inmigración y revisión, y sí hay brechas, que podrían ser aprovechadas".

Dijo que el gobierno de Trump se sorprendió cuando los tribunales estadounidenses bloquearon la implementación de la orden ejecutiva, por lo que ahora "el presidente está contemplando liberar una versión más ajustada y más simplificada" de la prohibición a viajeros de otros países.

Cuando se le preguntó si eso significaba que la nueva orden ejecutiva de Trump permitirá a los inmigrantes que posean tarjetas de residencia permanente ('green cards') y visas entrar a Estados Unidos, Kelly respondió "esa es una buena suposición".

Agregó que solo las personas con visas que ya estén en tránsito recibirán autorización para entrar. Para otros, dijo, "tendremos un corto lapso de implementación gradual para asegurarnos de que la gente en el otro extremo no se suba a los aviones".

No detalló si esto también se aplicaría a los poseedores de tarjetas de residencia permanente.

Entre los desafíos de seguridad que se deben resolver, añadió Kelly, está el de que Estados Unidos no tiene "asociaciones sólidas de lucha contra el terrorismo" con los países en cuestión o "información robusta sobre individuos que viajan desde estos países" para poder hacer una evaluación de riesgo adecuada antes de que esos ciudadanos viajen a Estados Unidos.