Mundo

Trump ofrece mantener "política de una sola China"

Durante una conversación telefónica con el presidente de China, Xi Jinping, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reafirmó el jueves la política de "una sola China" de Washington.
AP 
09 febrero 2017 23:52 Última actualización 10 febrero 2017 0:24
Donald Trump

Donald Trump (Bloomberg)

BEIJING.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reafirmó el jueves la política de "una sola China" de Washington durante una conversación telefónica con el presidente de China, Xi Jinping. Esa postura podría mitigar las preocupaciones sobre un cambio drástico en las relaciones entre las dos potencias.

La Casa Blanca y la televisora estatal china CCTV confirmaron que los mandatarios mantuvieron una larga llamada telefónica.

En la conversación se trataron varios temas y Trump accedió la petición de Xi de apegarse a la política de una sola China, que obliga a Washington a mantener solamente lazos no oficiales con Taiwán, rival del gigante asiático, indicó la Casa Blanca.

Por su parte, CCTV señaló que Xi había "elogiado" esa afirmación de Trump y dijo que su país estaba dispuesto a trabajar con Estados Unidos para fortalecer sus relaciones y producir "más avances fructíferos para beneficio de nuestros dos pueblos y los de todos los países".

Algunos habían planteado por qué Trump había tardado tanto en llamar a Xi, dado que ya había hablado con más de una docena de líderes mundiales. Expertos en China habían señalado además que Trump se había desmarcado de sus predecesores al no ofrecer sus buenos deseos al pueblo chino en el feriado del Año Nuevo lunar, que se celebró el mes pasado, hasta su retrasada felicitación del miércoles.

Trump ha acusado a Beijing de emplear tácticas comerciales injustas, ha criticado la actividad militar china en el Mar de la China Meridional e indicado que Beijing no hace suficiente para presionar a Corea del Norte sobre sus programas nuclear y de misiles.

China reclama Taiwán como parte de su territorio y emitió una protesta formal después de que Trump rompiera con décadas de diplomacia al hablar por teléfono con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, poco después de ganar las elecciones presidenciales de noviembre.

Trump dijo en diciembre en una entrevista que no se sentía "atado" a la política de una sola China a menos que Estados Unidos pudiera obtener concesiones de China en materia comercial y otros campos. Washington tiene unas sólidas relaciones extraoficiales con la isla y le proporciona armas para que se defienda de la amenaza china de emplear la fuerza para reunificar los territorios.

En un reflejo de la incertidumbre que rodea a la relación entre ambos países, la llamada entre Trump y Xi se produjo después de que el Comando estadounidense en el Pacífico informara de un encuentro "inseguro" esta semana entre un avión chino y un avión de patrulla de la Marina estadounidense sobre el Mar de la China Meridional.