Mundo

Trump advierte que inmigrantes están entrando a EU para votar

Este es el último ejemplo de las advertencias de Trump de que la elección será "amañada", una acusación que tiende a hacer con más frecuencia cuando las encuestas muestran que va perdiendo en contra de su oponente demócrata Hillary Clinton.
Bloomberg
07 octubre 2016 13:58 Última actualización 08 octubre 2016 5:5
Según las leyes de Estados Unidos, solo los ciudadanos americanos pueden votar, los inmigrantes indocumentados no.

Según las leyes de Estados Unidos, solo los ciudadanos americanos pueden votar, los inmigrantes indocumentados no. (Foto AP)

Los inmigrantes están cruzando la frontera entre Estados Unidos y México para votar en las elecciones estadounidenses, dijo el viernes el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump.

"Están dejando entrar a gente al país para que pueda ir a votar", dijo Trump en una reunión de mesa redonda con miembros del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza en la Trump Tower en Nueva York. "Uno escucha cosas como esas y es una vergüenza".

Este es el último ejemplo de las advertencias de Trump de que la elección será "amañada", una acusación que tiende a hacer con más frecuencia cuando las encuestas muestran que va perdiendo en contra de su oponente demócrata Hillary Clinton, quien ha liderado la mayor parte de la contienda. Según las leyes de Estados Unidos, solo los ciudadanos americanos pueden votar, los inmigrantes indocumentados no.

La nueva advertencia sobre un posible fraude electoral parece haber surgido de un malentendido entre Trump y uno de los agentes de la Patrulla Fronteriza con los que se reunió. El sindicato de los agentes fronterizos lo respaldó en marzo. La solicitud de comentarios por parte de la campaña de Trump no fue inmediatamente respondida.

"Hablé con varios agentes en mi sector que están a cargo de tramitación", dijo Art del Cueto, vicepresidente nacional del consejo. "En este punto están diciendo que la inmigración está tan abrumada intentando conseguir que la gente que está en lista de espera se apresure y arregle su estatus migratorio".

"¿Por qué?", preguntó Trump.

"Para que puedan proceder y votar antes de las elecciones", respondió Del Cueto.

“Fuertes declaraciones, muchachos", dijo Trump a los reporteros en el lugar. "No van a escribir sobre esto. Es grande. Pero están dejando entrar a gente al país para que pueda ir a votar".

Más tarde, un vocero del sindicato de la Patrulla Fronteriza intentó aclarar las declaraciones de Del Cueto, según Associated Press. Shawn Moran dijo que Del Cueto había sugerido de manera incorrecta que los agentes estaban siendo presionados para admitir a inmigrantes con antecedentes penales para que pudieran votar, confundiendo dos cosas distintas.

Por un lado, algunos empleados del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos dijeron que se les pidió ignorar el historial de antecedentes penales de los solicitantes de la ciudadanía para que pudieran votar en las elecciones. Por el otro, ha habido un incremento en el número de gente que intenta cruzar la frontera de forma ilegal.

En Septiembre, Jeffrey Carter del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos le dijo al New York times que la agencia había "anticipado que habría un incremento en las solicitudes este año, pero el incremento ha superado las expectativas".

En el primer trimestre de 2016, más de 252 mil residentes estadounidenses aplicaron para convertirse en ciudadanos naturalizados, un incremento de 28 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos en agosto. Diplomáticos mexicanos se han movilizado por primera vez para ayudar a que los inmigrantes obtengan la ciudadanía estadounidense.

Los comentarios despectivos que Trump hizo sobre los inmigrantes mexicanos cuando anunció su candidatura a la presidencia en junio de 2015 han perseguido su campaña desde entonces.

"Cuando México manda a su gente, no manda lo mejor que tiene", dijo en su discurso de anuncio. "Están mandando a gente que tiene muchos problemas, y nos traen esos problemas. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. Y algunos, asumo, son buenas personas".

En su primer debate con Clinton el 26 de septiembre, se le preguntó Trump si aceptaría el resultado de las elecciones. "Si gana, la apoyaré por completo", dijo Trump. Pero desde entonces se ha dedicado a invitar a sus seguidores a que monitoreen las casillas de votación el día de las elecciones.