Mundo

Tropas saudíes atacan bastión rebelde en el norte de Yemen

Arabia Saudí y sus aliados tratan de forzar el repliegue de los rebeldes chiíes y las fuerzas de Sale, que han tomado Saná, para restaurar en el poder a Hadi, mientras que buques de guerra egipcios y saudíes ya estaban cerda del estrecho Bab al-Mandab frente a Yemen.
AP
27 marzo 2015 12:4 Última actualización 27 marzo 2015 12:5
Golpe de estado en Yemen

Golpe de estado en Yemen. (Reuters)

SANÁ. Buques de guerra de Arabia Saudí y Egipto ocuparon posiciones en el estrecho Bab al-Mandab frente a Yemen para proteger ese estratégico corredor marítimo, dijeron oficiales militares egipcios, al tiempo que una coalición encabezada por los saudíes ampliaba su campaña de ataques aéreos contra rebeldes chiíes y sus aliados con el fin de despejar el camino para posibles operaciones terrestres.

Una prioridad de la campaña aérea para debilitar a los rebeldes es que tropas de la coalición — muy probablemente egipcias — ingresen a la ciudad portuaria de Adén, un bastión de los partidarios del presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, que se vio obligado a huir del país cuando rebeldes chiíes y sus aliados tomaron Adén, dijeron funcionarios militares yemeníes y egipcios.

Eso pudiera resultar difícil. Este viernes, combatientes rebeldes y sus aliados —unidades militares leales al expresidente Alí Abdulá Sale— avanzaron por la provincia sureña de Abyan hacia Adén, buscando reforzar a los combatientes que ya están en la ciudad. Al mismo tiempo, unidades militares partidarias de Hadi y milicianos se enfrentaban con fuerzas rebeldes en batallas callejeras en varias ciudades del sur.

Los acontecimientos del viernes y comentarios de los funcionarios militares, que hablaron con The Associated Press a condición de no ser identificados, ofrecen una imagen inicial de los planes saudíes y egipcios sobre la crisis que abruptamente se ha convertido en un conflicto regional tras meses de caos interno en Yemen.

Arabia Saudí y sus aliados tratan de forzar el repliegue de los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, y las fuerzas de Sale, que han tomado Saná, la capital, y gran parte de la empobrecida nación. El objetivo final es restaurar en el poder a Hadi, que se espera llegue a Egipto el viernes por la noche para una cumbre árabe al día siguiente. Arabia Saudí teme que los hutíes den a Irán, una potencia chií, un nuevo bastión en su frontera sur.

El canciller yemení Riad Yassin dijo que había un "arreglo" para que tropas de la coalición se desplieguen en Yemen. "Es una vasta operación militar", declaró al canal televisivo saudí Al Arabiya. Agregó que fuerzas navales egipcias se dirigían a Bab al-Mandab.

Varios funcionarios militares egipcios dijeron a la AP que buques de guerra egipcios y saudíes ya estaban en el estrecho o cerca. Egipto ha dicho que proteger ese corredor es una prioridad, toda vez que Bab al-Mandab es la entrada al Mar Rojo, una vital ruta para los embarques entre Asia y Europa.

Ataques aéreos y explosiones sacudieron el viernes la capital Saná e instalaciones militares clave en poder de los rebeldes chiíes.

Los intensos ataques golpearon Saada, el bastión norteño de los hutíes, centrándose en lugares donde podría estar el líder rebelde Abdul-Malik, dijeron fuentes militares en Yemen. Los aviones de combate saudíes también bombardearon el campamento militar de al-Sana, en la región de Arhab, al nordeste de Saná, controlado por comandantes leales al expresidente Ali Abdula Saleh, según las fuentes.

Otros bombardeos afectaron a campamentos militares a las afueras de Saná, en las provincias de al-Dhale y Lahj, incluyendo la base de al-Annad donde estaban desplegados unos 100 asesores militares estadounidenses que se vieron obligados a retirarse el fin de semana pasado al deteriorarse la situación de seguridad.

El líder rebelde al Huti ha acusado a Estados Unidos, Arabia Saudí e Israel de lanzar una campaña "criminal, injusta, brutal y pecaminosa" dirigida a invadir y ocupar Yemen.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha autorizado apoyo logístico y de inteligencia para los ataques, indicó el portavoz de la Casa Blanca Eric Schultz, aunque Estados Unidos no participa directamente en la operación militar.

Todas las notas MUNDO
Muere Manuel Noriega, expresidente de Panamá
Moreno mantendrá asilo a Assange aunque rechaza labor de 'hacker'
¿Problemas para dormir? La culpa la tiene el cambio climático
Carro bomba mata 10 personas en Bagdad
¿Por qué en Cuba dejó de ser una opción ser profesionista?
Henrique Capriles denunció agresión en protesta
China inicia "revolución de los baños"
Tormenta eléctrica en Moscú mata 11 personas y 50 lesionados
¿Cómo se elegirá la Asamblea Constituyente de Maduro?
Draghi expresa preocupación por proteccionismo de EU
Europa no puede confiar por completo en EU: Merkel
Trump expresa "confianza total" en su yerno
República Dominicana ordena detenciones por Odebrecht
Uso de armas químicas en Siria "recibirá respuesta inmediata": Macron
Sismo de 6.6 sacude Indonesia; descartan tsunami
China insta a Norcorea a crear condiciones para el diálogo tras prueba con misil
Kelly defiende canal secreto de contacto con los rusos
Agencia de seguridad británica revisará manejo de información sobre atacante de Manchester
Muertos y lesionados tras estampida en estadio de futbol en Honduras
Corea del Norte lanzó proyectil no identificado: Surcorea
Trump necesita enfrentar crisis por Rusia y ellos serían su opción
Auto arremete contra peatones en España; hay 7 heridos
Hombre mata a 8 en Mississippi tras altercado familiar
Policía detiene a dos nuevos sospechosos por atentado de Mánchester
EU prohibiría laptops en todos los vuelos que lleguen al país