Tribunal Supremo decidirá hoy si Lula va a prisión
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tribunal Supremo decidirá hoy si Lula va a prisión

COMPARTIR

···

Tribunal Supremo decidirá hoy si Lula va a prisión

Los 11 jueces del tribunal argumentarán los méritos de la solicitud de Lula de permanecer en libertad tras perder una apelación por una condena penal por corrupción.

Bloomberg Simone Preissler Iglesias y Mario Sergio Lima
04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 11:10

El Tribunal Supremo de Brasil se pronunciará este miércoles sobre la petición del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de permanecer en libertad a pesar de una prolongada sentencia de prisión, una decisión que probablemente determine el resultado de las elecciones de octubre y marque la culminación de un escándalo de corrupción épico.

El miércoles a las 14 horas locales (12 horas de la Ciudad de México), los 11 jueces del tribunal argumentarán los méritos de la solicitud de Lula de permanecer en libertad pese a perder una apelación por una condena penal por corrupción y lavado de dinero.

Según a ley brasileña, los criminales pueden ser encarcelados en este escenario. Lula es actualmente el favorito en las encuestas de opinión para las elecciones presidenciales de octubre, aunque es muy probable que sea inhabilitado para postular.

La decisión del tribunal puede allanar el camino para el encarcelamiento del presidente, quien una vez gozó de una enorme popularidad, y que se ha convertido en el símbolo de más alto perfil de la Operación Lava Jato, la investigación de corrupción que se ha prolongado por cuatro años y que ha sacudido profundamente la cultura de impunidad de Brasil.

Desde que dejó el cargo en 2010 con una altísima tasa de aprobación, el exsindicalista se ha convertido en una figura profundamente polarizadora, amada por la izquierda por el legado de sus políticas sociales, pero vilipendiada por la derecha por la corrupción que floreció bajo los 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores.

Manifestantes a favor y en contra de Lula se congregaron en algunas de las principales ciudades del país la noche del martes conforme aumentaba la tensión antes del fallo.

En una medida muy inusual, la presidenta del Tribunal Supremo, Carmen Lucía, dio un discurso televisado el lunes apelando a la calma. La semana pasada, dos autobuses de la campaña de Lula fueron alcanzados por disparos mientras viajaban por el sureño estado de Paraná.

Se esperan más manifestaciones en Brasilia este miércoles en un intento por influir en una decisión que enviará ondas de choque a través de la mayor economía de América Latina, cualquiera sea el resultado. Mientras Lula y sus partidarios sostienen que las acusaciones en su contra están motivadas políticamente, los opositores insisten en que su encarcelamiento representa el progreso para la justicia en el país.

El máximo tribunal electoral de Brasil, en lugar del Tribunal Supremo, decidirá si Lula puede participar en las elecciones de este año.

Según la ley, debería ser inhabilitado sobre la base de su condena criminal, pero la decisión solo se conocerá después del 15 de agosto, fecha en que vence el plazo para la inscripción de los candidatos.

Además del caso específico de Lula, el Tribunal Supremo también puede pronunciarse sobre el principio general de si los criminales condenados pueden permanecer en libertad hasta que hayan agotado el proceso de apelación, una decisión que tiene amplias implicaciones.