Mundo

Tribunal polaco condena a 7 años a exsacerdote acusado de pederastia

Un tribunal de Wolomin declaró culpable a Wojciech Gil de abusar de seis menores en República Dominicana entre 2009 y 2013 y de dos en Polonia entre 2000 y 2001; también deberá pagar 41 mil dólares en compensación a las víctimas.
AP
25 marzo 2015 10:41 Última actualización 25 marzo 2015 10:41
cónclave crucifijo

Crucifico. (Reuters/Archivo)

WOLOMIN. Un tribunal polaco condenó a siete años de prisión a un exsacerdote de abusar de menores en República Dominicana y Polonia.

Un tribunal de Wolomin, cerca de Varsovia, declaró culpable a Wojciech Gil de abusar de seis menores en la nación caribeña entre 2009 y 2013 y de dos en Polonia entre 2000 y 2001. Los cargos incluyeron posesión de pornografía infantil y posesión ilegal de un arma de fuego.

Gil, de 37 años, se declaró inocente, pero negoció los cargos y una sentencia de siete años de prisión, que le evitó un juicio prolongado. Eso fue aceptado por los fiscales, que representan a las víctimas dominicanas y polacas. El tribunal también ordenó a Gil pagar 155 mil zlotys, unos 41 mil dólares en compensación a las víctimas.

Si hubiese ido a juicio y lo hubieran condenado, Gil enfrentaba 15 años de prisión.

No estaba claro de inmediato cómo se recibiría en República Dominicana el veredicto, donde los fiscales revelaron el caso y habían solicitado un castigo fuerte.

Gil ha estado bajo arresto desde febrero de 2014. Según la ley polaca, le restarán de su sentencia el tiempo que ya lleva preso.

El exsacerdote fue enjuiciado en Polonia porque el país no tiene tratado de extradición con República Dominicana y fue expulsado de la iglesia a su propia solicitud.

Su caso está relacionado con el de un exnuncio apostólico ante República Dominicana, el arzobispo polaco Jozef Wesolowski. El Vaticano expulsó a Wesolowski y ahora estudia si lo encausa por alegaciones de que pagó a limpiabotas dominicanos menores de edad para tener relaciones sexuales. Una investigación del caso en Polonia está estancada por falta de pruebas.