Mundo

Tribunal de Brasil suspende temporalmente proceso de juicio a Dilma 

El fallo detuvo la creación del comité, que debe revisar si la presidenta de Brasil cometió o no ofensas que ameriten un juicio político, hasta que la corte suprema brasileña decida si la votación secreta -sin precedentes- es o no válida.
Reuters
09 diciembre 2015 12:16 Última actualización 09 diciembre 2015 12:18
Dilma Rouseff

La presidenta de Brasil dijo que la rendición de cuentas, la transparencia y la efectiva asignación del dinero público es el combate a la corrupción. (Reuters)

BRASILIA.- El Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) suspendió los procedimientos de impugnación contra la presidenta Dilma Rousseff hasta que revise una votación secreta por la que un comité del Congreso que investiga a la mandataria quedó conformado principalmente por opositores.

El fallo emitido el martes en la noche detuvo la creación del comité, que debe revisar si Rousseff cometió o no ofensas que ameriten un juicio político, hasta que la corte suprema brasileña pueda reunirse el 16 de diciembre para decidir si la votación secreta -sin precedentes- es o no válida.

La decisión le sirve de prórroga a Rousseff, dado que una decisión del tribunal podría favorecer su situación al reducir el poder de su némesis, Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados.

Cunha, que enfrenta una posible investigación del Congreso por cargos de corrupción, comenzó los procedimientos para un juicio político la semana pasada, basado en acusaciones de que Rousseff habría violado leyes presupuestarias brasileñas.

Pero el retraso también podría dar a los opositores de Rousseff más tiempo para movilizar al público contra la impopular mandataria, presionada por una grave recesión y un escándalo de corrupción en que se han visto involucrados decenas de sus aliados a menos de un año de iniciar su segundo mandato.

El magistrado Luiz Edson Fachin, designado por Rousseff en junio, dijo que su decisión busca "evitar actos que pudieran finalmente ser invalidados por el STF".

La presidenta sufrió su primer revés, cuando la cámara baja del Congreso votó para designar un comité compuesto principalmente por sus oponentes políticos para que revisen si ella cometió o no ofensas que ameriten un juicio político. El STF señaló que también analizaría esa votación.

El Partido Comunista de Brasil, miembro minoritario de la coalición de Gobierno, presentó una acción judicial contra el voto secreto, que se sumó a una queja previa sobre la validez constitucional de la solicitud de juicio político por parte de la oposición.

Si el comité es considerado válido y resuelve que se cometió una ofensa, el proceso será votado en la Cámara en pleno, donde la oposición necesita una mayoría de dos tercios para comenzar un juicio de 180 días en el Senado contra la presidenta. Durante el juicio político, Rousseff sería suspendida de su cargo y reemplazada por su vicepresidente, Michel Temer.